Tras el adiós a Daniel Córdoba, la UNSa seguirá enviando talentos al Balseiro


5 febrero, 2020


Física al Alcance de Todos da sus primeros pasos sin su creador esta semana.

La usina del conocimiento que puso en marcha el profesor Daniel Córdoba con su mítico taller en la UNSa no se apagó con su fallecimiento, el 27 de diciembre. Física al Alcance de Todos y Todas, el espacio que amigó a miles de adolescentes con la ciencia, arrancó esta semana. El objetivo: formar a la nueva camada de salteños que aspiran a entrar en el Instituto Balseiro.

Córdoba se hizo conocido a nivel nacional por conquistar cada año el interés de chicos y chicas que se levantaban todos los sábados a la mañana para ir a su taller gratuito de física. Las clases generaban vocaciones científicas y formaron a muchos alumnos que consiguieron entrar al prestigioso instituto de Bariloche que dicta carreras como licenciatura en Física o Ingeniería Nuclear, Mecánica y en Telecomunicaciones.

El año pasado, Carlos Balseiro, docente e hijo del fundador del instituto, viajó a Salta para conocer a Daniel Córdoba y ver cómo funcionaba el taller.

“En la Universidad Nacional de Salta el lunes se dio inicio al taller manteniendo el legado de su creador, y siguiendo sus deseos antes de partir físicamente. La familia de Daniel autorizó a la UNSa, a través de su rector Víctor Claros, y la vicerectora Graciela Morales, a dar continuidad a este espacio y encomendar la tarea docente a los físicos Maximiliano Baldiviezo y Jésica Peralta”, dijo la profesora Zarella Arauz Méndez, quien está en la coordinación del equipo docente.

“El equipo se irá conformando por ayudantes que se incorporarán luego. Estamos en ese trabajo, pero lo importante es que ahora arrancamos con los chicos que se están entrenando para ingresar al Instituto Balseiro”, dijo la profesora que acompañó hasta el último momento a Córdoba.

El aula 13 de campus de Castañares es el lugar de concentración de unos 10 cerebros jóvenes que entrenan duro para superar el examen de ingreso en Bariloche.

El lunes estuvieron desde las 14 hasta las 20.30, internados resolviendo problemas, fieles a la “metodología Córdoba”. Son jóvenes que tienen, en promedio, 20 años.

“Trabajamos con problemas de ingenio. Vamos más allá de lo que pueden enseñar en las universidades. Son problemas muy complejos. Ahora estamos con un libro de la Editorial MIR, de la ex Unión Soviética. Son todos materiales bibliográficos que nos brindó el profe Daniel”, explicó Baldiviezo.

La preocupación de todos los participantes de este nivel es que en el Balseiro adelantaron la fecha de examen. Hasta hace unos años se rendía cerca de julio. Luego, adelantaron las evaluaciones para abril y este año se harán en marzo.

En el aula 13 ayer no volaba una mosca. Para los alumnos, el objetivo es duro. Venían trabajando desde el año pasado y este año se sumó el desafío de seguir adelante sin el sostén del profe Córdoba.

Hasta ahora, se desconoce si el taller se seguirá dando en todos los niveles que tenía, pero el objetivo es que sea así.

Están analizando la convocatoria para adolescentes desde 15 años. El resto de los niveles se irán acomodando de acuerdo a cómo se vayan realizando los acuerdos institucionales. Ayer hubo reunión también con el ministro de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Provincia, Matías Cánepa.

“Lo importante es que se tomaron dos decisiones. La familia quiere continuar con la impronta pedagógica de Daniel, porque debemos recordar que el taller se dio dentro de la UNSa, pero sin las ataduras burocráticas de una institución académica. En los talleres de Córdoba no había horas cátedras, libros de tema, planificaciones. Eran un ambiente de libertad y creatividad. Y es por eso que, antes morir, eligió a las personas que tendremos que seguir su legado. La otra gran pata es la decisión del rector Víctor Claros para darle la continuidad académica. Junto a Claros y la vicerectora, Graciela Morales, nos estuvimos reuniendo durante todo enero y trabajando para darle forma al taller. El Taller de Física al Alcance de Todos es uno solo, un espacio simbólico importante y está la decisión política de continuar con la tarea pedagógica de una persona muy especial”, dijo, conmovida, Zarella Arauz Méndez.

Córdoba eligió a Zarella como la coordinadora porque tiene trayectoria en instituciones educativas. Primero, como docente de Psicología. Luego, como integrante del equipo de Orientación del Instituto de Enseñanza Media (IEM), que depende de la UNSa.

Finalmente, como vicedirectora de esa institución. Por ahora están los licenciados en Física Maximiliano Baldiviezo y Yésica Peralta al frente del taller y se suma en breve Dimitri Chiafatinos.

El profesor Daniel Córdoba era oriundo de Jujuy y generó un semillero de científicos en Salta. Varios de sus estudiantes hoy están diseminados por el mundo trabajando, incluso, en la NASA. Córdoba logró que uno de cada cuatro estudiantes del prestigioso Instituto Balseiro fuera salteño.

“Los que estamos trabajando ahora en su taller de alguna manera hemos estado cerca y sabemos la importancia que tiene este espacio en el desarrollo de la ciencia y en los desarrollos de los proyectos personales de los jóvenes. La familia, las personas designadas y la UNSa ya hemos tomado esa importante responsabilidad”, concluyó Zarella Arauz Méndez.

 

Fuente: El Tribuno de Salta

Comentario

^