Mario Castro necesita la ayuda de todos nosotros


7 abril, 2021


Su sueño es tener su propia casa “donde pueda dar clases de canto a quienes amen el folklore.

Es un joven de Cuña Muerta que carece desde su nacimiento de los dos brazos; pero eso no es impedimento para que despliegue todo su arte en lo que más le agrada: la música.

El muchacho estudió en Macueta y siendo niño era notable su habilidad para jugar al fútbol. Pero ahora reside en Tartagal y quiere trabajar en lo suyo, pero sobre todo solicita a quien pueda darle una ayuda para poder tener su casita para vivir allí con su propia familia.

Mario, como él mismo lo expresa, participa de cuanto festival o peña solidaria lo invitan en la zona “y sobre todo si es para ayudar a alguien; no tengo ninguno de los dos brazos pero toco el bombo y también el violín y he recorrido muchos lugares con mi música”, explica.

Actualmente vive en la casa de un familiar en Tartagal, pero su sueño es tener su propia casa “donde pueda dar clases de canto a quienes amen el folclore. Yo solo cuento con mi sueldo por la discapacidad que tengo y sueño con tener mi propia casa para poder trabajar enseñando a quienes amen la música y el folclore”, expresa el muchacho que es un ejemplo de tenacidad a pesar de carecer de sus dos brazos de nacimiento y que desde los 4 años participaba tocando el bombo en todos los actos de la escuela.


Fuente: El Tribuno Salta

Comentario

^