La Provincia trabaja en el aprovechamiento sustentable de la vicuña


6 enero, 2020


La vicuña es una especie clave del ambiente puneño y altoandino por su valor biológico-cultural, y por poseer una de las fibras más finas del mundo.

El programa Biodiversidad del Ministerio de Producción y Desarrollo Sustentable, realizó un taller en el paraje San Francisco de Tuctuca, ubicado en el departamento Iruya, del que participaron representantes de las comunidades vicuñeras de Santa Victoria y Técnicos de la Subsecretaria de Agricultura Familiar de la Nación.

En la ocasión, los técnicos del programa que depende de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la cartera, presentaron a las comunidades los avances respecto de los planes de conservación y manejo de la especie, el cambio de apéndice en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) y sus implicancias. Asimismo, se dio a conocer el anteproyecto de ley para regular el uso y aprovechamiento de la vicuña.

El personal además mantuvo reuniones con integrantes del INTA Abra Pampa, en relación con los planes de Manejo y Conservación de la Vicuña (Vicugna Vicugna) en comunidades salteñas de los departamentos Santa Victoria e Iruya, para planificar acciones para el año 2020.

Finalmente, fiscalizaron la esquila anual del criadero de vicuñas “Coquena” de la Asociación de Artesanos San Pedro de Nolasco de los Molinos, ubicado en la localidad de Molinos, realizada los días 20 y 21 de diciembre.

La supervisión se realiza en el marco de la Resolución 034/00 que habilita este tipo de actividad y consiste en la captura de los individuos del criadero. Cada animal es manipulado cuidadosamente y previo a la esquila se determina si están aptos para la misma (largo de mecha, preñez, estado sanitario en general, edad, etc.). Un Médico veterinario de la zona fue el responsable de realizar el plan sanitario anual (vacunación y desparasitación).

Cambio de categoría en el CITES
La Conferencia de las Partes de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), aprobó unánimemente la propuesta hecha por Salta para el cambio del apéndice I a apéndice II, en relación al aprovechamiento de la vicuña en silvestría.

Esta modificación es resultado de un trabajo realizado por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Salta, con colaboración de la subsecretaría de Agricultura Familiar, INTA y miembros de la Mesa de Vicuña Provincia, durante siete años, que permitió conocer el estado poblacional de la vicuña, a través de relevamientos y actividades orientadas a la conservación.

La nueva categoría de CITES, permite el uso exclusivo de este recurso natural por parte de las comunidades originarias del área de distribución de esta especie.

El manejo de vicuñas (Vicugna vicugna) es un modelo de potencial uso sostenible, con buenas prácticas, puede integrar la conservación de la especie y su hábitat con el desarrollo local. La vicuña es una especie clave del ambiente puneño y altoandino por su valor biológico-cultural, y por poseer una de las fibras más finas del mundo.

Comentario

^