Es ciego y debutó bailando tango a teatro lleno: “Pude sentir la energía del público”


7 enero, 2022


José Luis Colque es un joven mercedeño que se destaca en el baile del tango.

Hay historias que inspiran. Y la de José Luis Coque (29), un joven vecinos de la localidad de La Merced, es una de ellas. Es no vidente desde siempre, lo que no le impide salir desde su casa de barrio Martín Miguel de Güemes dos veces por semana con su bastón, hasta un salón de su pueblo donde toma clases de tango. Lo hace desde hace más de un año. Durante ese tiempo adquirió destrezas que le permitieron, entre otras cosas, presentarse a principios de diciembre en el teatro San Alfonso y luego cerrar 2021 como invitado en especial, en el teatro Del Huerto de la ciudad de Salta.

Comenzar a transitar este camino no le fue fácil. Según contó en diálogo con El Tribuno, fue todo un proceso en el que se sintió acompañado de cerca por los profesores Leonardo y Valentín Villalobos, directores del Ballet Sentimiento Argentino, quienes demostraron una profunda vocación de enseñar y de enfrentar el desafío.

Sobre este punto, José explicó: “Nunca tuve la oportunidad de ver, por lo que me cuesta imaginarme las posturas, los pasos. Es por eso que utilizaron diferentes técnicas para que pudiera darme una idea. Lo hicimos y vamos saliendo adelante. Agradezco profundamente a los hermanos Villalobos por la paciencia y por tanta dedicación”.

Según explican los especialistas, el tango se baila “escuchando el cuerpo del otro”. El movimiento es un diálogo en el que hombre y mujer revelan mucho de sí mismos. En esta disciplina la pareja debe realizar figuras, pausas y movimientos improvisados. El tango tiene muchas complejidades, que para una persona ciega se multiplican. Al trabajo de sus maestros, José sumó una compañera de baile con la que logró establecer una fuerte conexión. Se trata de Gisel Ramírez, de San Agustín. “Nos logramos complementar perfectamente”, dijo José.

Leonardo, su maestro de baile, precisó: “Hay que ir paso a paso. José llevaba una vida algo sedentaria, por lo que trabajamos primero en la parte física para luego pasar a las técnicas. Para que pueda sentir el ritmo ponemos un parlante de boca hacia el piso. De ésta manera él percibe las vibraciones”. Luego agregó: “En todo este proceso, mi hermano Valentín que es profesor de educación física y se especializa en discapacidad fue fundamental. Nos sumó métodos que nos han dado excelentes resultados”.

Después de mucho trabajo y dedicación, José llegó a los escenarios de su localidad y de la Capital. Nunca se imaginó tener esa oportunidad. Si bien sus ojos no pudieron ver la sala llena, su corazón y su cuerpo la sintieron. “Estaba muy nervioso, pero trataba de que no se notara. Cuando se abrió el telón del teatro sentí la energía de la gente y de la música, y me dejé llevar. Fue una sensación maravillosa que llevaré en el corazón”, recordó José, quien debutó con el tema “Por una cabeza”, un clásico del inolvidable Carlos Gardel.

Al finalizar los cortes, quebradas y firuletes, vestido de riguroso traje tanguero y zapatos de charol, saludó junto a su pareja a un público que no dejó de aplaudirlos y de expresarles cariño y admiración.

A punto de recibirse

En forma paralela al baile, José transita las últimas materias de Comunicaciones Sociales, carrera que cursa en el Instituto de Educación Superior Abuelas de Plaza de Mayo, de la ciudad de Salta.
“Cuando iba al colegio secundario, en La Merced, me gustaba mucho la radiofonía. Eso me motivó a elegir la carrera. Hoy creo que mis gustos giraron hacia la gráfica. Me gustaría dedicarme a escribir, a realizar entrevistas. Ya falta poco para concretar ese otro sueño”, concluyó José Luis.
Ballet Sentimiento Argentino

El Ballet Sentimiento Argentino, dirigido por los hermanos Valentín y Leonardo Villalobos, tiene más 16 años de trayectoria en La Merced. Se trata de una academia de danzas folclóricas, que además imparte enseñanza de otros estilos, como el tango. La entidad cumple una importante función social. “Si bien este es nuestro trabajo, queremos que todos tengan las mismas posibilidades de aprender. Es por eso que destinamos un importante número de becas. Estamos convencidos que es una de las formas de concretar la inclusión a la que tanto aspiramos como comunidad”, destacó el profesor Valentín Villalobos.


Fuente: El Tribuno

Comentario

^