Doña Dina, a los 100 años aún cocina ñoquis


14 abril, 2021


Todo el pueblo sigue saludando a la abuela que cumplió años el día 8.

Nació en Seclantás hace 100 años. Dina Rueda es toda una historia viviente. A los cinco años sus padres la llevaron a vivir a la zona de Finca Carabajal, al otro lado del río Rosario, donde dicen que se inició Rosario de Lerma.

Tiene 6 hijos, 19 nietos, 65 bisnietos y 18 tataranietos. Se casó con Genaro Guaymás, y siempre vivió de grande en la otra orilla de la ribera. Lúcida, simpática, cuenta los secretos mejor guardados de su longevidad. “Tomo un vasito de vino al almuerzo, me hace bien”, murmura a los asistentes a su cumpleaños. Por la pandemia, los hijos de Dina realizaron un festejo con austeridad y sin muchos concurrentes.

Igualmente todo Rosario de Lerma se enteró de que la abuela Dina festejaba su siglo de vida. Ella cuenta que trabajó durante tres décadas de ordenanza en la escuela rural de Carabajal. Se jubiló y siguió trabajando por esa comunidad tabacalera por excelencia. Gracias a Dina y otros vecinos ilustres de hace 70 años fundaron el Club Carabajal. En esas remotas épocas la zona era floreciente por su producción tabacalera y ganadera. Se construyó la escuela primaria y el puesto de salud años después.

“Siempre trabajé con los vecinos para el crecimiento de nuestro Carabajal. Las cosas cambiaron con el tiempo. Luego las fincas se quedaron sin gente. Muchos se fueron buscando otros horizontes. Nosotros seguimos en la comunidad”, cuenta Dina.

Las hijas presentes en el cumpleaños y una nieta escuchan atentamente a la abuela. Hasta la televisión llegó a entrevistar a Dina. Las anécdotas son numerosas y los detalles imborrables. Es muy conocida.

Hasta el intendente Enrique Martínez la fue a saludar y llevarle un regalo. Tuvo una poesía dedicada a ella. Y no hubo vecino que no la recordara como la mentora de muchos proyectos para su querido Paraje Carabajal.

Ahora alterna su vida familiar entre su casa y barrio San José, donde vive el resto de su familia. A pesar de su edad sigue cocinando sus ñoquis caseros. Es su comida preferida.

“La cuidamos mucho, y así y todo ella es muy inquieta. Tiene una vitalidad única”, cuenta una de sus nietas.

“Dina Rueda es tu nombre, mujer activa de nuestro pueblo, derramando amor y bondad a todos, feliz cien años de vida”, dice una estrofa de la poesía escrita por Robinson Guzmán dedicada a la abuela.

Dina cumplió años el 8 de abril y las dedicatorias a su persona aún hoy continúan en las redes. Sucede que la abuela es todo un personaje de Carabajal. “Dina, una bella abuela muy educada”, dicen los mensajes.

Una mujer muy conocida y querida en Rosario de Lerma que desde pequeña vivió en Finca Carabajal. Muchísimas veces era muy común encontrarla haciendo las compras por el pueblo acompañada por sus nietas.

Desde la pandemia sus hábitos, como los de muchos, cambiaron. A pesar de estar vacunada y controlada, Dina siempre está en casa. Muchos de sus familiares no pudieron ir a visitarla por prevención. Desde esta página el homenaje a doña Dina, por sus cien años de trabajo por sus comunidad.


Fuente: El Tribuno Salta

Comentario

^