Delfina, la niña de Isonza que recibió ayuda desde EE.UU., ya tiene su casa


27 diciembre, 2021


Un argentino que hace 33 años vive en Texas aportó los fondos a una fundación que le construyó la vivienda. 

Delfina y su familia ya tienen su casa. Ella es alumna de la salita de 4 de la Escuela Rural Nº 4596 de Isonza, que pertenece al departamento San Carlos. La pequeña y su familia recibieron buenas noticias justo en vísperas de la Navidad.

Un argentino anónimo y solidario que vive hace 33 años en Texas, Estados Unidos, se hará cargo de la educación total de Delfina, incluso la universitaria. Como si esto fuera poco, la noticia se complementa con la construcción de la casa para la familia Burgos, en ese bello y alejado paraje ubicado entre los Valles Calchaquíes.

En cuatro meses

Este filántropo, del cual nada se sabe aún, aportó todo el dinero para la construcción de la confortable vivienda a través de la “Fundación Unir” y, en solo 4 meses, le dieron una casa digna para que Delfina y su familia disfruten de un buen hogar.

Fernando Escudero, de la “Fundación Unir”, fue el encargado de recibir los fondos y de poner en funcionamiento la obra para la construcción de la vivienda. “Nuestro amigo invisible (se trata del argentino que vive en Texas) nos pidió que Delfina, antes de llegar a la universidad, tenga una buena educación, una buena salud y una buena casa; que le construyamos una. A la semana que nos hizo la propuesta envió a Isonza a una arquitecta, y a los 20 días inició el envío de los fondos para hacer la vivienda. Le hicimos a Delfina la casa en 4 meses con mano de obra local. La encargada de hacer el trabajo fue la familia Cuevas, que son oriundos de Río Salado. Todos trabajaron muy bien”, resaltó Escudero a El Tribuno.

Luego agregó: “Se hizo de una manera muy prolija y con todos los comprobantes de los materiales que se fueron comprando y se utilizaron para hacer la casa. La logramos terminar en vísperas de la Navidad. Y como quería este ‘amigo invisible’, se trata de una construcción de 120 metros cuadrados que tiene tres cuartos; un living comedor grande, con una cocina integrada; una muy linda galería; baño con calefón solar y la casa cuenta con toda la electricidad solar. Se adquirió también un freezer a gas y una cocina a leña. Podemos decir que la vivienda en la que hoy está viviendo Delfina está muy bien equipada”, detalló.

“La entrega se hizo la semana pasada cuando vino la apoderada de este amigo invisible que tenemos en los Estados Unidos e hicimos la entrega. Quedó muy contento con todo”, aseguró.

Escudero indicó que a raíz de que todo salió bien y de la prolijidad con la cual se manejó la ayuda, “este señor tiene en mente unos proyectos para la zona de Isonza. Vamos a armar un plan estratégico para hacer cuatro casas lindas para turismo con todas las comodidades. Después vamos a comenzar a trabajar en la escuela en la que estudia Delfina, en el colegio secundario, y este plan integral, además de turismo, abarcará la llegada del agua a la zona. Ya hay una empresa interesada y que se ofreció a traerla desde una vertiente que está a 4 kilómetros” sostuvo.

Un comentario para “Delfina, la niña de Isonza que recibió ayuda desde EE.UU., ya tiene su casa”

  1. Noelia dice:

    Felucitacoones a ese señor de gran corazon…hermosa noticia!

Comentario

^