Con un 36% de aforo y estudiantes vacunados volverán las clases a la UNSa


1 septiembre, 2021


Se exigirá estar vacunados contra la COVID-19 con al menos una dosis.

Por ahora la Universidad Nacional de Salta (UNSa) no volverá a las clases presenciales de forma masiva, sino que esta será gradual, con un límite del 36% de aforo. Si bien cada una de las facultades definirá cuándo y cómo avanzar en la presencialidad, una de las principales alternativas que se analiza es empezar con la toma de exámenes parciales y finales a estudiantes avanzados. Además, se exigirá estar vacunados contra la COVID-19 con al menos una dosis.

“Los decanos establecieron que empecemos con la presencialidad en la toma de exámenes parciales y finales dentro de cada una de las facultades, todavía no en los espacios comunes y sería con los cursos superiores que son menos”, señaló a El Tribuno el rector Víctor Claros, aclarando que las fechas serán definidas por las autoridades de cada facultad. No hay nada generalizado.

Claros indicó que para la vuelta a la presencialidad hay una serie de normativas y protocolos que se deben cumplir y que estos siguen siendo estrictos en el caso de las universidades. La estimación del 36% de aforo, de hecho, dijo que la realizan de acuerdo a recomendaciones del Comité Operativo de Emergencia (COE) de la Provincia.

El rector recordó que la gran mayoría del personal administrativo universitario (PAU) ya volvió al trabajo presencial, al igual que hay estudiantes avanzados de Ciencias de la Salud o algunas ingenierías que ya están pudiendo hacer sus prácticas.

Mientras la Nación dispuso la presencialidad plena en las escuelas a partir de hoy, Claros dijo que en la universidad de Salta se buscará avanzar en la presencialidad, pero de forma “gradual” y manteniendo la virtualidad, en línea con la resolución 91 que estableció este año la vuelta de los empleados públicos a nivel nacional a sus lugares de trabajo.

“En la resolución 91 que nosotros tomamos como algo indicativo dice claramente que se puede seguir con el 50% de virtualidad y 50% de presencialidad”, remarcó el titular de la UNSa, haciendo hincapié en que la excepcionalidad sigue porque la pandemia no se terminó.

El Rectorado sacó ad referéndum la exigencia del carné de vacunación y la misma luego fue adoptada por el Consejo Superior. “Todos los que ingresen a la institución, tanto docentes, alumnos y PAU deben tener al menos una vacuna”, manifestó al respecto el contador Víctor Claros, pero, al mismo tiempo, añadió que existe una “excepción” para los no vacunados.

Detalló que aquellos que aún no tienen la vacuna deberán dirigirse al departamento de Sanidad del campus o sede, donde le brindarán toda la información sobre la importancia de la vacunación. No obstante, “si la persona mantiene la decisión de no vacunarse tiene que realizar una nota, con carácter de declaración jurada, expresando sus motivos personales y dejando sentado que asume toda la responsabilidad de lo que pudiera pasarle”, comentó.

Comentario

^