Bien ahí / Estudiantes ganaron la olimpíada provincial de química con un repelente propio


31 octubre, 2019


Los adolescentes participarán en noviembre de una etapa nacional, en la provincia de Misiones.

En el último tiempo parece haberse hecho costumbre tener noticias sobresalientes de jóvenes estudiantes en el norte de la provincia. Esta vez, por un invento ligado directamente con la problemática de la salud, que sigue presente, como es el dengue.

Los adolescentes captaron la necesidad y, con la ayuda de un grupo de docentes, crearon un repelente de mosquitos a base de plantas, tan eficiente como cualquier producto comprado en un supermercado. Esto les valió quedarse con el mayor galardón en las olimpíadas provinciales de química, donde participan todas las escuelas técnicas de Salta.

Para saber más sobre el destacado proyecto del colegio 5104, El Tribuno pudo dialogar con Cristina Ramírez, profesora encargada de coordinar el trabajo de los jóvenes.

“Se trató de las Olimpíadas de Química, Industria, Proceso y Alimento, donde participaron 16 escuelas técnicas con esas orientaciones, un evento que se hace todos los años y en el que, esta vez, nuestra institución tuvo el mayor puntaje y quedó en el primer lugar”.

El proceso

La docente cuenta cuándo arrancó la idea y cómo fue el proceso de creación.

“Nosotros en el colegio tenemos un laboratorio donde se realizan trabajos de investigación de química y control de calidad”.

Allí los chicos tuvieron la genial idea de trabajar sobre aceites esenciales, extraídos de las plantas de la zona, como el eucalipto y manzanilla, sin químicos, protegiendo el medioambiente y con el fin de hacerle frente al dengue.

“El resultado fue muy bueno, ya que desde el año pasado pudimos venderlos y sacar provecho, primero a un precio módico de 60 pesos, pero este año decidieron regalarlo, llevarlo a los barrios y convertir su proyecto en un beneficio social”, resaltó Ramírez.

La felicidad prima en estos alumnos, pero también en los docentes y el plantel directivo, luego de lo conseguido en Salta días pasados.

“Todos los alumnos de 4 año están involucrados, pero en las olimpíadas participaron solo dos chicos, Elías Páez y José Campos, presentando el producto, mostrando sus capacidades para operar y controlar. En sí, lo que tiene que saber un técnico en industria en proceso. Nuestra escuela tuvo un logro importante; entre todas las escuelas técnicas salimos primeros”.

Parece no terminar todo en el reconocimiento provincial, ya que el proyecto de los estudiantes ahora deberá participar a nivel nacional.

“Del 11 al 15 de noviembre viajamos a Misiones, donde todas la escuelas técnicas del país participarán. Tenemos que seguir practicando y mejorar el proyecto”, aseguró la docente.

Por último, Cristina hizo un análisis más profundo, calando más hondo en las consecuencias positivas que deja lo vivido, y cómo esto se convirtió en una inyección de motivación en los jóvenes, muchos de ellos chicos de bajos recursos.

“Estoy muy orgullosa de estos alumnos, hay chicos que nunca habían estado en Salta, ellos se quedaron asombrados y ahora verlos ganadores, ver que encuentran mayor motivación, a mí me llena de satisfacción y se convierte en un desafío poder seguir trabajando, demostrando que los chicos pueden lograr muchas cosas más”.

Apoyo del director

El director de la escuela Lanza Colombres, profesor Domingo Silva, expresó el orgullo de toda la comunidad educativa. “Son logros que nos ponen felices y, sobre todo, porque nuestros alumnos obtuvieron el reconocimiento que se merecen”.

Escuela Lanza Colombres

La escuela de educación Técnica N§ 3104 Lanza Colombres está ubicada en la calle Alvarado esquina Hipólito Yrigoyen y cuenta con dos orientaciones: Técnico en Industria de Procesos y Técnicos en Electrónica; funciona en tres turnos con una matrícula de 877 alumnos. En las instalaciones cuenta con laboratorio de física y química e instrumento de medición de calidad.

Tuvieron una idea genial en el taller

La docente a cargo del proyecto destacó que los chicos tuvieron la genial idea de comenzar a trabajar con aceites esenciales y de allí se dio el paso posterior de lograr un repelente a base de aceites de plantas de la zona, como manzanilla.

Llevada la idea a la práctica se logró un repelente útil, que ya el año pasado vendían a una cifra módica, pero este año decidieron regalarlo en los barrios pobres dando un salto a lo social.

FUENTE: EL TRIBUNO SALTA

Comentario

^