VIDEO | Los salteños recibieron con lágrimas a la Marcha Patriótica gaucha


11 junio, 2021


Los gauchos peregrinaron 1.750 km, desde Luján, con las imágenes de la Virgen de Luján y del Milagro.

Grandes emociones se vivieron hoy en la Plaza 9 de Julio ante la llegada de denominada Peregrinación Patriótica a Caballo por el Bicentenario de la Muerte del General Güemes.

Los gauchos salieron el 16 de abril último desde la ciudad bonaerense de Luján y llegaron este mediodía a la ciudad de Salta transportando las imágenes de las vírgenes de Luján y del Milagro en una odisea que duró 56 días.

Representantes de varios fortines, familiares, amigos y devotos de la Santa Patrona de los salteños esperaban anciosos, dedes muy temprano, a los hombres de Güemes. No faltó algún desprevenido que no sabía y que, ante tamaña noticia, decidió quedarse a ver. El espectáculo de gauchos y vírgenes montadas a caballo siempre sorprende.

Los gauchos peregrinos ingresaron con sus caballos, pasadas las 12, en la plaza central de la ciudad por calle España provocando el llanto emocionado de los presentes que esperaban la delegación gaucha. Vestidos con las mejores pilchas y los más hermosos ensillados estos hijos de Güemes escribieron una página más en las historias de las hazañas guemesianas.

Familias con pasacalles, réplicas de Nuestra Señora del Milagro, banderas argentinas y de la gesta guemesianas adornaron las calles de un jueves soleado con mandarinas en las calles.

La llegaba de la peregrinación estuvo ambientada por el Himno de los Santos Patronos que la Catedral dispuso atentamente. Las campanas le dieron la gloria a la comitiva montada. Toda la ambientación fue precisa para la excitación de las lágrimas. “Yo no puedo hablar de todas las emociones que se me juntan porque soy creyente de la Virgen del Milagro y también creo en el sentimiento gaucho de amor a la Patria; entonces lloro y no puedo hablar”, dijo Tuti Paz que llegó a la plaza con Cayetano Contreras, ahijado de un jinete peregrino, y que portaba una bandera celeste y blanca que lo duplicaba en tamaño.

En las escaleras de la Catedral esperaban los padres Javier Romero y Daniel Ossola. Romero habló sobre la significación de recibir a las dos vírgenes peregrinas y sobre la necesidad de mantener la distancia social y el cuidado epidemiológico. Ossola fue quien recibió a la peregrinación con la bendición de los Santos Patronos de Salta.

Los gauchos desmontaron frente a la Catedral y desensillaron las imágenes al grito de “Viva la Patria”. Vivaron además a cada de una de las imágenes. En el  largo recorrido por me dio país se le fueron sumando los santos y las vírgenes de cada lugar.

“Estamos atravesando un momento muy delicado de la historia local por una pandemia mundial. No hacemos otra cosa que pedirle a nuestra Divinidad que nos ayude como país, que ilumine a nuestros gobernantes y que cuide a su pueblo”, dijo Carmen Viveros, del fortín Virgen y Señor del Milagro de San Agustin, única mujer que participó de la peregrinación por el Bicentenario de muerte de Güemes.

En la logística estuvo Virgilio Núñez, un gaucho duro de San Lorenzo, que casi no pudo hablar con El Tribuno por el llanto emocionado de sus palabras. “Esto es un ícono porque mostraron lo que es el patriotismo y el sentimiento gaucho. Tiene que entenderse el sentimiento religioso. Tienen tantas anécdotas de lo que vivieron en la ruta que a mí muchas veces que quebraron en lágrimas. Este es uno de los grande ejemplos que necesita la sociedad para crecer y salir adelante. Tenemos que lograr que los nuevos semilleros aprenden a sentir los valores que nuestro mayores nos legaron para que de esa manera podamos seguir peleando en esta Patria hermosa que desgraciadamente sigue sufriendo. Que se haga la luz para este país. ¡Viva la Patria!”, gritó como un desahogo el gaucho Núñez.

“Como salteña mi corazón estalla. No debemos alejarnos de nuestra Santo Patronos. Ellos nos fortifican el espíritu para luchar por una Patria maravillosa”, dijo Elba Bayón, del fortín Martina Silva de Gurruchaga.

La peregrinación gaucha ingresó a la Catedral y la historia dirá entonces que 11 hombres de Güemes cabalgaron por más de 1700 km, desde Luján a Salta con las réplicas de Santa Madre de Salta y la de Argentina por 56 días de aventuras y anécdotas que quedarán en la intimidad de esos hombres alimentados por la fe cristiana y que tienen el espíritu de aventura y valentía de nuestro Héroe Gaucho.

MIRÁEL VIDEO


Fuente: El Tribuno Salta

Comentario

^