Una perrita abandonada tuvo cachorros muertos y un cabo la salvó


7 mayo, 2019


Fue asistido por un veterinario y se recupera favorablemente gracias al buen corazón de un bicipolicía.

En medio de los casos de maltrato y abandono de animales, en Rosario de la Frontera, comenzaron a surgir historias de amor. Tal es el caso de una perrita que fue abandonada en muy mal estado y que parió cachorros sin vida.

Inmediatamente se movilizó el grupo de la protectora de animales “Somos su voz”, que dio aviso a las autoridades.

Estaba en inmediaciones del barrio Santa Teresita. Cuando fue hallada se encontraba al lado de sus pequeños, que no habían podido sobrevivir. Luego se pidió ayuda para trasladarla y que sea asistida. Por eso tomó intervención personal de la Policía de la Provincia y del Centro de Adolescentes Comunitarios Virgen de la Montaña y sus instructores, quienes consiguieron la atención de un veterinario.

a perrita fue trasladada en un móvil policial, fue asistida, se le hicieron estudios y diagnosticaron que padecía una deshidratación aguda e inflamaciones generalizadas en el hígado y páncreas.

Debido a la situación y el desamparo que sufrió el indefenso animal, el cabo Daniel Osvaldo Burgos, de la denominada Bicipolicía, se hizo cargo de la perrita y le brindó alojamiento en su casa, esperando su pronta recuperación.

El bicipolicía, expresó a El Tribuno que “lamentablemente, no es la única perrita en esta situación, mucha gente viene a tirar animalitos recién nacidos, y como este es un barrio privado, y hay muchas casas en construcción, los tiran allí”.

“Ahora, la perrita está recuperándose lentamente, le pusimos una camita, y si bien es callejera, y está acostumbrada a deambular todo el día en la calle, ahora juega con mis dos hijos”, dijo emocionado, el héroe de los callejeritos.

Secuelas de un accidente

“La perrita se encuentra con unas secuelas, ya que hace un par de meses la chocaron, y cuando tuvo los cachorros, se debilitó más, está anémica y un pulmón no le funciona, pero gracias a los medicamentos, va evolucionando lentamente”, dijo. “Solamente hay que ser un poquito más humano, y tener más sentimiento hacia los animales”, concluyó el bicipolicía. Es destacable la labor que vienen teniendo los efectivos policiales en los diversos casos de maltrato animal que se vienen produciendo en Rosario de la Frontera.

El accionar del cabo Burgos, quien se ofreció voluntariamente a cuidar de la perra, cuyos cachorros nacieron sin vida, debido a su mal estado de salud, fue un gesto digno de imitar, de amor hacia los animales.

“Somos su voz”

Desde la ONG proteccionista “Somos su voz”, expresaron que “cuando nos dieron aviso, inmediatamente nos comunicamos con la policía, la veterinaria y a través de la instructora Olga Soraire, y de los bicipolicías, conseguimos el traslado.
Estamos muy agradecidos con la comisaría 31, la subcomisaría de El Mirador, y el 911, porque siempre están disponible ante los casos de maltrato animal o asistencia hacia ellos, ya que nos han asistido en varios casos”.
También expresaron su preocupación ante los gastos que tiene la protectora “hoy estamos debiendo más de seis mil pesos en la veterinaria. Por eso le pedimos a la gente que por favor nos colabore con lo que pueda, necesitamos aportes constantes.
Por eso invitamos a sumarse para ser socios, con una cuota mínima mensual”.

 

Fuente: El Tribuno

Comentario

^