Una muestra fotográfica resalta un pasado mágico y sorprende a todos


16 diciembre, 2019


Marcelo Villagra, buscando su árbol genealógico, comenzó a descubrir personajes y acontecimientos.

“Esta es mi aldea natal, es la bella y poética Chicoana. De adelanto en edificios no hace alarde ni tampoco de extraños modernismos. Pero ella se engalana con sus ricas bellezas naturales”, escribió en el año 1946 doña Francisca Mesones de Visich. Estas palabras también son parte de Chicoana.

Y esta historia reciente de este bello pueblo trasluce en una muestra fotográfica de gran nivel en el museo “Casa de Hernández” en la ciudad de Salta. El rescate de estas imágenes es gracias a la dedicación e investigación de Marcelo Villagra.

La exposición abierta a todo público resalta un recorrido fantástico por una época pasada que aún sigue marcando huella en esta comunidad tan tradicionalista de nuestra provincia de Salta.

Son 150 fotografías desandando la arquitectura colonial, el paisaje y sus raíces culturales. Los visitantes se deleitarán conociendo personajes entrañables, la histórica iglesia San Pablo, el primer puente de acceso al pueblo, sus fiestas patronales cuando aún las calles eran de tierra, como se pergeñó la plaza Martín Miguel de Gemes, los primeros caminos hacia la Quebrada de Escoipe y la identidad del gauchaje, entre varios temas que se aprecian en esta muestra.

El marco del museo de la “Casa de Hernández” también propició la convocatoria de una comisión de ilustres vecinos de Chicoana que tendrán la misión de formar la comisión del museo del pueblo.

Marcelo Villagra explicó “me motivó esta investigación buscando mis ancestros y de pronto descubro que mis antepasados estaban desde las primeras actas de la parroquia. Yo nací en El Carril, pero me crié desde muy chico en Chicoana. Logré armar el árbol genealógico de mí familia, después recopilé tantas fotos y documentos que logré un archivo impresionante del pasado reciente del pueblo y su habitantes”.

Aunque los documentos y su investigación no son parte de la muestra actual, hablar con Marcelo es como insertarse en un libro virtual de historia. Conocedor del mundo por su antigua profesión, comisario de abordo de Aerolíneas Argentinas, relata cada acontecimiento y sus personajes como si lo hubiera vivido en persona.

Villagra tiene alrededor de tres mil fotografías y documentos históricos de Chicoana. Inició su trabajo de investigación hace 25 años. Recorrió un largo camino entre archivos y bibliotecas. Y a medida que iba avanzando su trabajo logró desempolvar historias fantásticas.

FUENTE: EL TRIBUNO SALTA

Comentario

^