Un septiembre distinto y lleno de nostalgia para todos los salteños


1 septiembre, 2020


Cada Septiembre el pueblo salteño desborda de fe y fidelidad a sus Santos Patronos.

Arrancó el mes del milagro. Este año no habrá peregrinos ni procesión, pero los recuerdos seguirán más vivos que nunca en toda Salta.

Cuando hablamos de Salta, no podemos dejar de nombrar nuestro icono espiritual, el Milagro, una marca registrada de Fe como solo los salteños la sabemos vivir. Dentro de este encaramado sentimiento, se conjuga el arte de preservar nuestras costumbres religiosas como parte del contexto turístico, de este turismo religioso que nos permite con visitas guiadas, paseos y expresiones autóctonas dejarnos al borde de las emociones cuando desde un 13 de setiembre comienzan a arribar los peregrinos que atraviesan toda la geografía salteña, el Norte Verde, Los Valles, coplas y tonadas, quebrada y puna, en sus diferentes facetas se contentan al estar al pie de nuestros Santos Patronos bailando con atuendos típicos y con mas fuerza que nunca porque los dolores en los pies, el cansancio, la sed, algarabía, entusiasmo y lagrimas se juntan en un solo y único momento de total devoción.

Conjugar una ciudad con lapachos floridos que le dan su marco imponente, sentir la noche del peregrino, estar en esa vigilia y dejarte llevar por una alfombra humana que inunda las calles el 15 de setiembre, día de la celebración central, no tiene precio.

Vivir el Milagro es una experiencia que solo se debe vivir, aquí no hacen falta palabras, esto es una vivencia única que por sobre todas las cosas nos renueva y nos hace reflexionar sobre lo que verdaderamente somos en esta tierra, en el planeta que nos cobija, en el universo en si…

La Fe, tiene su finalidad mas autentica cuando se viene a vivir un Milagro con mayúsculas, porque el estar en plena plaza 9 de julio, en pleno centro de la Ciudad de Salta es respirar el aroma de claveles, vivir la pasión de los vendedores ambulantes que en su propósito mas digno, nos ofrecen y tientan con llevarnos el recuerdo de haber compartido esa fiesta de entrega religiosa, nos imprimen el deseo de atesorar desde un rosario, pañuelitos, ramos de flores, chalinas, dulces, rosquetes, manzanas confitadas, etc.. hasta la estampita mas sencilla y profunda que solo el espíritu la enaltece.

Son parte de nuestro envidiable folclore salteño…aquí donde ellos llevan inmersa la fe de este Milagro, que año tras año renovamos, para querernos quizás un poco mas, para dejar ir las penas y renovar la alegría.

Salta es en Setiembre el Mes del Milagro, de las flores y de los Peregrinos… Salta tiene La Linda manera de vivir una de las fiestas religiosas mas importantes y convocantes del país… El Turistaperiodico difunde el turismo religiosa, difunde el amor y la FE y te invita a vivir nuestro tiempo de Milagro en estas Pascuas de primavera.

 

 

Comentario

^