Todos a colaborar / Piden ayuda para acercar cocinas ecológicas a familias vulnerables de Iruya


20 noviembre, 2018


Con las cocinas ecológicas, podrán ahorrar un 90% de leña y desarrollar emprendimientos de venta de comida.

 

Con la premisa de que “una cocina puede cambiar la vida de miles de personas”, SOLAR INTI trabaja con diversas acciones orientadas a solucionar la vida de familias vulnerables y concientizar a la comunidad sobre la importancia de cuidar el medio ambiente y la salud a través de una buena alimentación.

En sus inicios, la fundación instauró un cambio de paradigma en la forma de cocinar en las zonas más humildes, donde comúnmente se utilizan grandes cantidades de leña, produciendo diariamente humo que no sólo contamina al medio ambiente sino que principalmente afecta notablemente la salud de toda la familia.

A través de las cocinas ecológicas y solares se ahorra hasta en un 90% el consumo de leña, generando menos gastos y mejorando la calidad de vida de las familias. Así es que SOLAR INTI se dedica a fabricar y acerca estas cocinas a las comunidades más vulnerables, a través de una cadena solidaria donde toda la sociedad puede aportar su granito de arena, brindando un aporte económico o apadrinando a familias.

 En esta oportunidad, el desafío es ayudar a familias de Iruya, quienes actualmente utilizan alrededor de 400 kilos de leña al mes. Las cocinas ecológicas que serán entregadas permitirán ahorrar un  90% de esa leña y a su vez brinda la oportunidad de desarrollar un emprendimiento de venta de comidas.

La cocina Georgia, denominación que la identifica, tiene las siguientes características:

– Optimizador de calor: para concentrar el calor hacia el recipiente se usa un aro metálico. Sirve para evitar las fugas, resguardar del viento mejorando asi la eficiencia.

– Plancha: para asar rápidamente las comidas (ej. carnes, tortillas, verduras). Alcanza 200°C en 5 minutos. Es cuadrada (33x33cm) con manija amovible. De fácil traslado.

– Horno panadero (MALAMBO): para hornear todo tipo de alimentos. Se usa para panadería y repostería. Para pan, empanadas, pizzas, carnes, bizcochuelos, budines, etc.

Además de acerca este revolucionario invento, la fundación trabaja para empoderar a las mujeres, brindando talleres y acompañando la creación y el desarrollo de microactividades. Cada artefacto cuesta $1000 y es abonado por padrinos solidarios. Es por esto que se propuso una “vaquita” solidaria, donde cada padrino puede aportar $200. Para realizar su aporte contactar Josefina (+5493875652131) o Pierre (+5493874129214).

 Fuente: Informate Salta

 

Comentario

^