Salteño que vive en la pobreza encontró plata de la tómbola y devolvió todo


27 noviembre, 2018


A pesar de no tener trabajo y cuatro hijos, Martín Velázquez no dudó un segundo en entregar todo a la Policía.

Una información subida a las redes sociales por parte de personal de la Policía de la Provincia, con base en la ciudad de Gral. Gemes, se hizo viral porque refleja la hombría de bien de una persona que devolvió $5.800, que encontró tirados en la vereda de su casa.

De esta sencilla pero significativa acción solidaria, merecen ser extraídos los pormenores, que resaltan aquellos valores que por suerte aún se encuentran arraigados en personas que forman parte de nuestra sociedad.

Martín Velázquez tiene 42 años, con su mujer y sus cuatro hijos residen sobre calle Rafael Obligado al 1200 en barrio Los Olivos, de la ciudad de Gral. Gemes, parte de los años 2017 y 2018 fueron para él bastante duros, debido a que sufrió la cesantía en el ingenio San Isidro, un lapso de tiempo de casi un año durante el cual tuvo que sufrir todo el estrés generado por la incertidumbre de no saber lo que podía pasar con su única fuente de trabajo.

Para suplir esa pérdida, recurrió al campo incorporándose a la cosecha de la cebolla. El pasado miércoles 21, Martín Velázquez salió de su domicilio alrededor de las 19 y observó que había una pequeño bolso junto a una lapicera tirados en la vereda de su domicilio, al levantarlos pudo ver que contenía un rollo de dinero.

“Lo primero que hice fue mirar a mi alrededor para ver si observaba a alguien buscando el bolso, pero no había nadie, le pregunté a mi vecino y me dijo que una persona en bicicleta había estado por aquí, salí a buscarlo en mi moto, pero no lo encontré”, explicó Martín.

En el interior de la bolsa había un total de $5.750 también el nombre de su dueño y boletas de tómbola, “era fácil darse cuenta que quien lo extravió se dedicaba a levantar la tómbola, eso me preocupó más porque sé que tenía un plazo para pagar las boletas, creí que si no tenía ese dinero esas boletas no iban a participar del sorteo y podía tener problemas, como no sabía dónde buscar me decidí por llevarlo a la comisaría del 911 que está cerca de mi casa, pensaba que tal vez esta persona se decidía por realizar en esa comisaría una denuncia de lo que extravió o de lo contrario ellos podrían ubicarlo con mayor facilidad”.

Martín dejó todo en manos de la policía y los efectivos policiales se encargaron de regresar el dinero a su dueño, “según supe a la mañana siguiente ya lo habían devuelto, me hizo sentir bien tanto por mí como por él. Devolví el dinero porque no creo que sea correcto que nos quedemos con aquello que no nos pertenece, todos necesitamos dinero pero no debemos obtenerlo en base al sufrimiento de otros”, explicó Martín.

Ricardo Arquiza es el afortunado propietario de los casi $6.000 extraviados, un vendedor de tómbola que por años se instala todos los días cerca de la terminal de Gemes para recibir las apuestas de sus clientes, vive en barrio Santa Teresita y desde los 12 años que anota la tómbola, siendo este el modo en que se gana la vida.

Sobre esta situación que le tocó vivir expresó: “Yo ando todo el día en bicicleta, el miércoles fui a anotar la tómbola al negocio de una señora, allí se me cayó el bolsito con el dinero, cuando me di cuenta que me faltaba regresé a buscarlo pero no lo pude encontrar, estaba muy preocupado, por suerte a la mañana siguiente la policía me lo devolvió, me dijo que un hombre que trabaja en el campo lo dejó en la comisaría”. (El Tribuno)

Comentario

^