Quieren formar una cooperativa de reciclado


30 septiembre, 2021


Un grupo de jóvenes voluntarios se capacitan en acciones para cuidar el ambiente.

Eco-Z es una agrupación que nació en Colonia Santa Rosa y actualmente cuenta voluntarios unidos por un fin común: realizar intervenciones para concientizar sobre el cuidado del medio ambiente, mientras trabajan incansablemente en la formación de una cooperativa.

Eco-Z es el sueño de una cooperativa de trabajo, liderada por ocho mujeres, que tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de Colonia Santa Rosa, departamento Orán, ubicado a 260 kilómetros al norte de la capital salteña.

El mismo tiene alrededor de 22.000 habitantes y la principal fuente de trabajo viene de la producción de frutas y hortalizas (en su mayoría para exportar).

El clima lleva a que el trabajo sea solo en temporadas, por lo que buena parte de los santarroseños (jornaleros, cargadores, embaladores, cosecheros, etcétera) se ven obligados a migrar y vivir fuera de casa unos meses al año.

Una cooperativa de trabajo como la que sueñan cada uno de sus voluntarios permitiría, por un lado, alcanzar un sistema de economía circular en la que los residuos puedan ser utilizados como recursos para reingresar al sistema productivo. Lo que provocaría un fuerte e importante impacto en la reducción de desechos diarios.

Por otro lado, cumpliendo con objetivo, estarían brindando fuentes de trabajo local a muchas familias, evitando que éstas se desmembren. Es decir que desde una perspectiva ambiental, sanitaria, social y económica buscan impulsar, elevar, alcanzar y crecer en el proyecto de bien y de interés para toda la comunidad, porque es merecedor de un abordaje integral.

Los voluntarios de Eco-Z saben que aún falta mucho por lograr. “Desde herramientas a maquinaria que nos resulta hoy por hoy imposible adquirir, pero que de conseguirlas servirían para realizar desde el tratamiento de residuos hasta la elaboración de productos terminados que sean devueltos a nuestro pueblo. Como por ejemplo adoquines, ladrillos, mesas y bancos”, dijeron.

Eco-Z lo conforman ocho mujeres: Eliana Contino, Gimena Contino, Melisa Zazzarini, Geovana del Greco, Sofia Osuna, Cinthia Flores, Cecilia Figueroa y Yanina Torres. Venimos caminando en esto, realizando recolección diferenciada domiciliaria los sábados para motivar y dar a conocer todo lo que se puede hacer, como plantaciones de árboles nativos para instar a la reforestación, separación, clasificación y acopio en un galpón que se está llenando gracias a la conciencia de la gente.

Por eso queremos dejar conocimiento en los lectores en cuanto a la modificación de pequeños hábitos cotidianos que generaría un gran cambio ambiental positivo. Y para conocernos mejor los invitamos a seguirnos en Facebook.

Comentario

^