¿Querés saber cómo se hace la carbonada? Aquí la receta


1 abril, 2019


Se recomienda para esta época del año hacerle frente al frío cocinando ”hortalizas pesadas”.

Si bien para algunos verduleros del mercado, “cuando empieza hacer un poco de frío es una etapa difícil para las ventas”, para los clientes se abre otra ventana ya que se consiguen otros productos recomendados para esta época.

“Nada está barato, pero en comparación con otros alimentos como la carne, se puede decir que las verduras y hortalizas tampoco están muy caras. Además, estamos hablando de alimentos saludables y que se pueden combinar con cualquier otra comida”, señalan.
Pese a lo que mucha gente cree, hay muchas comidas para el frío que se pueden hacer con verduras: guisos, estofados, sopas, entre otras, tienen mucha cantidad de verdura como base y la gente las consume mucho.

No obstante, los verduleros consultados indicaron que para esta época recomiendan comprar “las hortalizas pesadas (cebolla, papa, batata, zanahoria, calabaza, zapallo, etc.)”, que son “verduras rendidoras”, por lo que se puede hacer “una comida grande con poca plata”. También hay “zapallitos de tronco, los verdes, pueden ser una buena opción para tartas, revueltos, para aquellos que prefieren o necesitan cuidarse, etc.”.

Cuando llega el frío la gente puede considerar agregar sabores refrescantes a las comidas de invierno con todas las variedades de frutas y hortalizas, ya sean frescas, enlatadas (en su jugo) o congeladas (sin salsas ni aderezos).

Incluso algunos productos están en su mejor momento como la naranja, el pomelo, el limón, la lima. Se puede usar naranja o pomelo en lugar de tomate cuando prepare una salsa con pimientos verdes, cebolla dulce y cilantro; servir con nachos horneados o para darle un toque especial al pescado o al pollo sin piel.

Los arándanos pueden realzar sus comidas. Cómprelos cuando están de oferta y congélelos en una bolsa de plástico con cierre hermético para comerlos durante el invierno. Agregue arándanos frescos a cualquier crujiente de frutas o muffin integral. Prepare una salsa para carne magra de cerdo o de res con arándanos, edulcorante sin calorías y dos cucharadas de puro jugo de naranja, luego cocine durante 6 a 7 minutos hasta que esté tierna. Media taza de arándanos crudos contiene 2 gramos de fibra.

El brócoli y la coliflor son excelentes opciones para masticar algo cuando atacan los antojos. Para acompañarlos, prepare una salsa sencilla con yogur griego descremado y cualquier aderezo sin sal.

Puede asar estas hortalizas al horno para endulzar su sabor y dorarlas. El brócoli y la coliflor congelados son una forma saludable de agrandar una olla de sopa. Si los calienta con un poco de ajo en polvo, puede servirlos como una guarnición superrápida.

Podemos también sumar tubérculos como la zanahoria, la chirivía, la remolacha, el nabo, la papa y la batata, que son opciones económicas para agregar color y valor nutritivo a las comidas.

Pruebe hervir las papas, inlcuso los papines andinos, con la chirivía o el nabo, no tan conocidos, haga un puré con todas estas hortalizas y agregue leche descremada y una cucharadita de yogur natural descremado. Los tubérculos comestibles contienen potasio y vitamina A. Y si desea consumir más fibra, sirva las papas sin pelar. Por otro lado, es un buen momento para incorporar un caldo o sopas de verduras antes de cada comida, brindándonos buena hidratación y pocas calorías en mucho volumen. La hidratación es muy importante, ya que aunque las temperaturas sean menores, el agua es esencial para funcionar adecuadamente. Podemos incorporarla en forma de infusiones (té, café, mate), o bien como caldo y jugos. Además hay que cuidarse de aquellos alimentos con alto índice glucémico y eliminar las harinas refinadas, controlar la sal, los azúcares, y los alimentos procesados.

La carbonada criolla y rica

Hay que tener 1 zapallo criollo, 1 cebolla, 1 ají rojo, 2 choclos desgranados y 2 frescos, 4 papas, duraznos en cubitos (4 o 5 cuadraditos por porción, 1 kilo de cuadril, sal, pimienta y azúcar, pimentón dulce.
Se dora la cebolla a transparente con el ají rojo, incorporar luego el cuadril cortado en cubitos. Se agrega sal, pimienta y pimentón dulce. Y se termina de dorar todo. Luego se agrega el zapallo para hacer la salsa con un poco de caldo y se deja cocinar hasta que el zapallo se deshaga y la carne este blanda. Se agrega papas en cubos y zapallo también cortado en cubos. En 10 minutos se agregan los granos de choclo y se deja cocinar. Incorporar el durazno con el azúcar. Después de 10 minutos más, se agrega el choclo cortado en ruedas y un poco de manteca. Se termina de cocinar a fuego mínimo. Debe quedar jugoso, pero espeso.

Comentario

^