QEPD / Murió una de las abuelas más queridas del norte: sus empanadas eran gloriosas


23 febrero, 2019


Había sido internada hace una semana, informaron parientes de Sara.

Sara Figueroa, eterna campeona de la empanada, dejó de existir a los 89 años, en un sanatorio de San Miguel de Tucumán. 

“Me levanto a las 4.30 y llego con las empanadas calentitas cerca de las 11 y la gente me espera. Necesito trabajar, y ahora vendo aquí frente a la Casa Histórica y en el paseo del Museo de la Independencia”, contaba Sara hace pocos meses.

“Mucha gente me conoce y compra las empanadas porque soy campeona, hago las verdaderas empanadas tucumanas como nuestra gente la hizo siempre”, señalaba orgullosa Sara.

Además, la campeona nacional revelaba sus trucos para hacerlas ricas: “Hay que elegir un matambre tierno, hervirlo no muy cocinando ni muy duro tampoco, pico en pequeños cubos, le pongo cebolla verde, y muelo en un mortero el comino, la pimienta y el ají, para que conserve su aroma y su sabor. Yo aprendí de mi madre, que murió a los 104 años y era descendiente de nuestros aborígenes”.

 

Comentario

^