“Paraíso”, el concierto magistral que ofrecerán la Orquesta de Salta y un invitado de primer nivel


5 junio, 2018


La Orquesta Sinfónica de Salta se presentará con su director y el pianista Shai Rosemboim.

El Mozarteum Argentino Filial Salta presenta “Paraíso”, concierto de la Orquesta Sinfónica dirigido por Noam Zur, con la participación especial del pianista israelí Shai Rosemboim. Será este jueves, a las 21 hs, en la sala Juan Carlos Dávalos de la Casa de la Cultura, ubicada en Caseros 460.

El repertorio estará protagonizado por Fuga ricercata a 6 voces Nº 2 de Ofrenda Musical de Bach, orquestada por Anton Webern, Concierto para piano y orquesta Nro.18 de Mozart y Sinfonía Nº. 100 “Militar” de Haydn.

El Ricercare, una fuga a 6 voces, está incluido en La Ofrenda Musical. Esta obra surgió durante un encuentro con el rey Federico II, quien lo animó a improvisar un tema original en un pianoforte. Anton Webern lo ha readaptado con una orquestación minuciosa y precisa, cercana  a la propia naturaleza. Según la visión de Goethe, quien consideraba que el hombre tiene que descubrir las leyes de la naturaleza, adecuarla a sí mismo y a los propios deseos, concepto existente ya en la antigua Grecia, donde Aristóteles decía que “el arte era la naturaleza creando formas nuevas”. Webern era creyente, lo que le impulsaba a tener una visión más mística del arte.

El Concierto para piano y orquesta Nro.18 de Mozart tiene un aire un tanto afrancesado, modulaciones mayor-menor y agradables coloraciones, con finura expresiva, elegancia, concisión, equilibrio polifónico y gracia. Uno de los grandes talentos de Wolfgang Amadeus fue su arte para escribir música “cantabile”, desarrollarla, adornarla, crear un mundo contrapuntístico, expresar en esas notas un insondable universo poético de sentimientos y emociones que plasmaba en los conciertos para piano.

La Sinfonía Nº 100, en sol mayor, es la octava de las doce Sinfonías de Londres. Su apodo, “Militar”, deriva del segundo movimiento, con fanfarrias para trompetas en do, efectos de percusión, como el uso que hace del triángulo, los platillos y el bombo, propios de las bandas militares turcas, evocando el “infernal murmullo de la guerra aumentando a un clímax de horrible sublimidad”.

Las entradas generales tienen un valor de $500 y ya se encuentran en venta en Boletería de la Casa de la Cultura.

Comentario

^