¡Orgullo Salteño! / Colocarán un escudo de la UNESCO en el Circuito Güemesiano


28 noviembre, 2018


Salta transita el privilegiado camino que la constituye en ciudad patrimonial.

 

Salta transita el privilegiado camino que la constituye en ciudad patrimonial. Es el corolario de la determinación que el intendente Gustavo Sáenz, desde los inicios de su gestión, estableció para lograr posicionar a la capital, en toda su amplitud, en un destino que valora sus raíces y su historia.

El trabajo sobre el área conocida como Circuito Güemesiano y todo lo que implica, se inició en octubre de 2016, en ocasión de firmarse el Acta de Chamical entre la Municipalidad de Salta y la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos, dependiente de la Secretaría de Cultura de la Nación y representada por Teresa Anchorena, para recuperar la capilla y cementerio de ese paraje, constituyéndose en el primer reconocimiento a la comuna del manejo de la cuestión patrimonial.

El convenio se asienta sobre tres ejes abarcativos de toda la ciudad: asesoramiento técnico, aspecto que convocó al experto arquitecto e historiador Fabio Grementieri a una serie de visitas a Salta y particularmente a la zona de interés. La restauración de la iglesia de El Chamical, que en estos días revela un importante avance tras muchos años de deterioro, responde a la acción general de este convenio. Y el tercer eje avanza sobre declaratorias que, desde la década del ‘40 no se realizaron. Las gestiones municipales fueron más ambiciosas y ampliaron los alcances con una declaratoria para incluir a todo el Circuito Güemesiano en lo temático e histórico.

En 2017 se presentó, con el aval de la Comisión Nacional, un pedido al Ministerio de Defensa para colocar el Escudo Azul en el Circuito, por lo que los especialistas en la materia recorrieron la zona.

El Escudo Azul, si bien se origina como protección frente a conflictos  bélicos establecido en la Convención de La Haya en 1954, en este caso tiene directa relación con impedir el olvido y reforzar la identidad.

“Una zona que no tenía ningún tipo de protección hoy la logra en cuanto a su historia, paisaje y cultura, un área que fue parte del teatro de operaciones del general Martín Miguel de Güemes y donde hay, como en ningún otro lugar, cuatro monumentos históricos nacionales. Sobre eso se  logró este paraguas de protección, lo que es de una enorme trascendencia y abre la puerta para que sea declarado también patrimonio paisajístico. Proteger significa impedir que se borren huellas de nuestra historia y de allí la importancia de recibir este reconocimiento”, explica Jorge Nieto, director General de Patrimonio Cultural, dependiente de la Secretaría de Obras Públicas municipal. Este trabajo integral tiene, además, el apoyo permanente de la Coordinación de Museos que encabeza Elena Cornejo.

La Argentina, junto con Francia, tienen una política muy activa en la promoción del Escudo Azul, y Salta es la única que cuenta con dos de ellos: en la Casona de Castañares y en el Cabildo, que sumará el tercero con el Circuito Güemesiano.

Cabe agregar que en los primeros pasos de este proceso, en 2015, también tuvo una participación primordial el Ejército Argentino.

La imposición del Escudo Azul

En consecuencia, los días 7 y 8 de diciembre serán las jornadas para recibir este reconocimiento.

El viernes 7 se colocará una placa en la Casona de Castañares, con la presencia de los niños de escuelas de la zona, “porque esto debe difundirse entre los jóvenes para crear conciencia sembrando patrimonio”, remarca Nieto.

Ese mismo día, en la tarde,  Jorge Szeinfeld, director nacional de los Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, ofrecerá una conferencia para referirse a los aspectos jurídicos del Escudo Azul y de la política del Ministerio de Defensa al respecto.

El sábado 8 se colocará el emblema, tras hacer una recorrida desde la Casona de Castañares hasta Finca la Cruz, con misa en El Chamical y bendición de la bandera del Escudo Azul, para finalizar con una recorrida por la obras de restauración y almuerzo criollo entre funcionarios municipales, nacionales y la gente del lugar.

Comentario

^