Médica salteña obtuvo un reconocimiento internacional


13 mayo, 2021


La jefa del servicio de Obstetricia del hospital San Roque, de Embarcación, Claudia Maturana, fue reconocida por un trabajo sobre el control integral del embarazo y el parto respetado en poblaciones vulnerables.

La jefa del servicio de Obstetricia del hospital San Roque, de Embarcación, Claudia Maturana, con el acompañamiento de Alberto Schwarcz y Ana Speranza, profesionales de la Fundación Garrahan, obtuvo un reconocimiento internacional por un trabajo sobre el control integral del embarazo y el parto respetado en poblaciones vulnerables.

El mismo se desarrolló en puestos sanitarios y centros de salud del Área Operativa 9, que incluye a Embarcación, Misión Chaqueña, Carboncito, Padre Lozano, Dragones, Hickmann y Campichuelo; y en el Área Operativa 4, Morillo.

El trabajo fue presentado en el Concurso Regional sobre Buenas Prácticas que Promueven la Equidad en Salud para las Mujeres, los Niños, las Niñas, las y los Adolescentes, organizado por el movimiento interagencial regional de Coordinación “Todas las Mujeres, Todos los Niños en América y el Caribe” (EWEC-LAC).

La investigación resultó entre una de las ganadoras de la convocatoria. “El trabajo fue presentado en 2020 y resultamos los únicos ganadores de la Argentina”, dijo Claudia Maturana.

En el concurso regional participaron diferentes países, entre ellos Perú, Uruguay, Colombia, Bolivia, Ecuador, Paraguay, México, Chile, Panamá, Belice, Costa Rica, Cuba, República Dominicana y Honduras.

El trabajo presentado refleja el resultado positivo de un programa provincial desarrollado por el Ministerio de Salud Pública, personal del nosocomio, la dirección de APS y la Fundación Garrahan. La implementación del mismo fue en una población de alto riesgo sociosanitario, donde el 26 por ciento es originaria, que vive dispersa en 91 parajes o misiones; y el 56 por ciento es mestiza.

“En 2017, la apertura de 10 camas obstétricas en el hospital San Roque estimuló la posibilidad de organizar la atención del embarazo y del parto en forma innovadora, donde la embarazada además de recibir los controles habituales, tiene acceso a la atención integral”, explicó Maturana.

La profesional premiada hizo extensivo el reconocimiento al equipo de salud del hospital San Roque. “Me siento muy contenta y me dan ganas de seguir trabajando. Este premio es para todo el equipo del hospital que realiza diariamente esta tarea. Lo hacemos bajo un plan provincial del Ministerio de Salud Pública y es nuestro deber llegar y abarcar a todas las mujeres, tanto embarazadas como en edad fértil”, expresó.

Además, agregó: “seguiremos desplazándonos, buscando y entendiendo a la población, el por qué tienen miedo de llegar a un centro de salud o al hospital y romper esos mitos. Buscamos brindarle atención de calidad, para que el bebé nazca bien, hacer el control puerperal, acompañados por su familia y que la mujer se sienta cómoda. En esta maternidad trabajamos con la modalidad del parto humanizado. Vamos a seguir trabajando para demostrar que el Ministerio de Salud Pública está presente junto a otras entidades, las cuales nos permiten lograr una atención de calidad”.

El aporte del trabajo realizado en comunidades originarias por personal del hospital San Roque en articulación con la fundación Garrahan será de gran beneficio para la salud pública de las poblaciones de América Latina y el Caribe.

Maturana informó que “en los próximos días nos visitarán desde el organismo internacional para filmar todo el proceso de nuestro trabajo e incluirlo en sus materiales de difusión para la promoción a nivel regional”.

Sobre el trabajo implementado en territorio

Sobre el trabajo implementado en territorio

La estrategia desarrollada se llama MELONP (Médico obstetra, Enfermero, Laboratorio, Odontólogo, Nutricionista y Psicólogo) y es un circuito integral de salud que se desarrolla en toda la provincia a través de la Subsecretaría de Medicina Social del Ministerio de Salud Pública.

A través de MELONP, la embarazada puede conocer sobre temas anatómicos, fisiológicos, psicológicos, sociales y físicos de su embarazo, parto, puerperio y en la atención del futuro bebé.

Maturana afirmó que el agente sanitario es un actor fundamental para que el circuito funcione, ya que se encarga de captar a las embarazadas y hacerlas llegar al centro de salud o bien visitar en el domicilio a aquellas que no pueden llegar.

Esta iniciativa implementada busca descentralizar la atención, llevando los profesionales a los lugares más cercanos a las localidades de residencia de las embarazadas.

“En 2018 pusimos las bases en el interior del Área Operativa y desde esa fecha hemos logrado que la embarazada ya no viaje hasta el hospital cabecera para hacerse todos los controles, sino que la atención integral se realice en su lugar de residencia.”, explicó la jefa del servicio de Obstetricia del hospital San Roque.

Además, la profesional manifestó que “contando con profesionales de cada área y medio de transporte, se pueden acercar los servicios, la salud pública, a todos nuestros puestos sanitarios y así disminuir la mortalidad materna y la perinatal”.

También, indicó que se logró capacitar a más del 80 por ciento del personal de enfermería y a agentes sanitarios para encontrar y detectar factores de riesgo en embarazadas. “Los enfermeros Wichis nos ayudan con la comunicación para saber lo que pide y necesita la mujer”, dijo.

Sobre las estadísticas de la implementación de esta estrategia en el hospital San Roque, Maturana dijo que, desde 2017, se han realizado más de 2300 partos, de los cuales más del 93 por ciento pasó por el control integral y se incrementó el acompañamiento en trabajo de parto y parto a un 75 por ciento en 2019.

Entre los datos, se registraron 3 decesos neonatales de mayor complejidad y no hubo decesos maternos.

Del total de partos realizados desde 2017 en la institución, el 60 por ciento corresponde a poblaciones originarias, en su mayor parte de la etnia Wichi.

Financiación

El programa MELONP es financiado por el Ministerio de Salud Pública de la provincia y provee de obstetras, enfermeros, nutricionistas, bioquímicos, psicólogos, odontólogos y trabajadores del Primer Nivel de Atención. Además, la movilidad para el traslado del recurso humano, insumos y medicación.

También, la Fundación Garrahan contribuye desde 2017, con la financiación de horas extra para el personal con el objetivo de fortalecer el trabajo en territorio, en la refacción y parte del equipamiento del área de atención materno-neonatal y en la capacitación del personal aportando las técnicas de simulación.

Por otra parte, con los fondos financiados por la Fundación Garrahan, también se le brinda el desayuno o la merienda a la paciente embarazada que recibe asistencia médica.

Todas las Mujeres, Todos los Niños en América Latina y el Caribe

El movimiento interagencial regional de coordinación Todas las Mujeres, Todos los Niños en América Latina y el Caribe (EWEC-LAC), brinda apoyo político y técnico a los países de la región para analizar y monitorear las situaciones en salud reproductiva, materna, neonatal, del niño, de la niña y del adolescente.

Además, el organismo internacional trabaja para crear conciencia social en ámbitos nacionales, provinciales y municipales; sistematizar buenas prácticas y llevarlas a escala para reducir las inequidades en esa población; invitar a un intercambio horizontal de herramientas basadas en la evidencia y de instrumentos para reducir las inequidades; contar con expertos en materia de salud reproductiva, materna, neonatal, de la niñez y la adolescencia; y analizar cuellos de botella para determinar los retos y las necesidades en la reducción de inequidades en salud reproductiva, materna, neonatal, del niño, de la niña y del adolescente.

Comentario

^