Mauricio Lazarte: Un salteño que trabajó junto al ingeniero Maury en el Ramal C-14


25 octubre, 2021


Tuvo a su cargo la punta de rieles desde Olacapato hasta Socompa, llegando a la frontera con Chile el 14 de febrero de 1948.

Salta tiene en sus rincones, historias de personajes increíbles que sin lugar a dudas deberían formar parte de los libros de historia. Cada pueblito de la provincia tiene anécdotas de gente común que merecen ser contadas. Relatos que forman parte de la identidad salteña.
Esta es la historia de Mauricio Lazarte, oriundo de El Alfarcito, departamento de Rosario de Lerma. A corta edad, ingresó como peón en el tren y durante muchos años trabajó en la construcción del ferrocarril más importante que tiene Salta. En su juventud fue partícipe de la construcción del Ramal C-14, junto al Ingeniero Richard Fontaine Maury, llegando a unir las vías del ferrocarril entre Argentina y Chile.

Gracias a su espíritu de superación fue escalando posiciones hasta que tomó a su cargo la punta de rieles desde Olacapato hasta Socompa, llegando a la frontera con Chile el 14 de febrero de 1948. Ese año, el Ramal C-14 es inaugurado, con la unión de los rieles argentinos con los chilenos en Socompa el 20 de Febrero de ese año, bajo la presidencia de Juan Domingo Perón.

Pero la vida de Mauricio Lazarte siguió vinculada al ferrocarril. Tal es así que llegó a jubilarse como inspector de vías y obras. Rubén Lazarte, hijo Mauricio, contó que su padre trabajaba en el límite con Chile y es por eso que lo veían poco. Los más grandes estaban en la casa al cuidado de sus hermanos y acompañando a su mamá Hermenegilda Lazarte, que tenía a su cargo el cuidado de la Finca de Incamayo que había ideado junto a su esposo.

“Nos sentimos muy orgullos de nuestro padre que trabajó al lado del Ingeniero Mauri para unir las vías del ferrocarril entre Argentina y Chile. Nosotros tenemos fotos y una medalla que mandó el presidente de aquella época en la inauguración de dicha unión. La gente del Ramal C-14 sabe lo que fue nuestro padre, como hombre de bien y trabajador”, expresó Rubén Lazarte.

La familia recordó una anécdota sobre Mauricio Lazarte que ocurrió durante la construcción de las líneas del ferrocarril. Al ejecutarse uno de los túneles, el que queda cercano a la Quebrada del Agua, los cálculos que había realizado los ingenieros fueron equivocados y los tramos que cavaban los chilenos y los argentinos, estaban cruzados.

La intervención y la habilidad de Mauricio Lazarte, que no contaba con ningún tipo de estudio, fue clave para poder salvar la situación. En su rol de capataz, retó a los ingenieros por el error e ideó una variante que permitió no desaprovechar todo el trabajo. Tal exitosa fue su decisión, que hasta el día de hoy el ramal funciona con esa variante.

Luego de su entrega generosa al desarrollo del ferrocarril durante muchos años, Lazarte decide jubilarse y radicarse en una pequeña finca ubicada en Incamayo, donde se dedicó a la agricultura, ganadería y fruticultura, trabajando incansablemente hasta los últimos momentos de su vida.

Don Mauricio Lazarte falleció en la ciudad de Salta. Su luz se apagó el 1 de octubre del 1974 a la edad de 69 años. Sus hijos lo recuerdan como un padre ejemplar y una persona intachable que supo forjarse su sólido prestigio en la provincia.


Fuente: El Tribuno Salta

Comentario

^