Mariana Carrizo presenta esta noche la “Serenata a Castilla” en Buenos Aires con entradas agotadas


17 noviembre, 2018


A cien años del nacimiento del poeta salteño Manuel Castilla, la cantante y coplera Mariana Carrizo recorrerá su notable obra.

Esta noche, a las 20 hs la coplera salteña ofrecerá su “Serenata a Manuel Castilla en Copla y Guitarras” en el Centro Cultural Kirchner. El espectáculo en vivo también será grabado para la TV Pública. Se habilitaron más de 2000 entradas y se agotaron en cuestión de horas.

A cien años del nacimiento del poeta salteño Manuel Castilla, la cantante y coplera Mariana Carrizo recorrerá su notable obra el 17 de noviembre en el CCK. Las entradas son gratuitas y están a disposición a partir de hoy martes 13 de noviembre.

Manuel Castilla en su poema Cerros de Angastaco dice Porque también la piedra de tu montaña me desmemoria y alucina, tierra.
Tener la posibilidad de realizar este tipo de conciertos, con tanto contenido profundo, de la “Tierra de uno” que es la misma Latinoamérica, que es la misma de todos, sin frontera alguna, nuestra Pachamama, su memoria y su presente es un privilegio, y un acto de revolución y de luz en estos tiempos tan pesarosos para nuestro pueblo argentino y el de toda América. En mi Serenata a Manuel J Castilla por supuesto que no faltará un poeta, que será Carlos Aldazábal, otro salteño capo quien declamará la poesía esa noche”, dice Mariana Carrizo que se prepara para pisar el CCK.

¿Cómo te preparás para el concierto en el CCK? 
Estoy muy, muy feliz, alegre, nerviosa y muy emocionada porque considero que más allá de las tareas laborales que uno haga con su carrera hay cosas que son regalos de la vida, y este concierto es uno de ellos. Es un concierto que es muy caro a los sentimientos de los que admiramos a Manuel J. Castilla por el valor de su obra, su sentimiento y por su Centenario.

Para construir esta Serenata a Manuel Castilla hice un trabajo de investigación más a allá de lo que dicen sus poemas, canciones u otros escritos. Fui a su familia, a sus amigos, a sus lugares para adentrarme un poco más en su sentir  Hice una búsqueda en los recovecos de sus vivencias…y me encontré con tanto que a la hora de elegir costó muchísimo, “Soy un pájaro que canta y sueña”…es un fragmento de un poema de Jaime Dávalos que me identifica en mi existencialidad, en esto que tengo como misión de vida y como razón de ser, que es cantar, no tan solo por lo personal sino lo social también. Y las coplas son un lugarcito sublime y místico que la vida me dio para habitar… cantarlas es mi vuelo de libertad y a eso se le suma otra maravilla que es cantar, decir la poesía de maestros como Manuel Castilla, por nombrarlo solamente a él, es magia pura.

 ¿Por qué una Serenata a Manuel Castilla, cómo surgió la idea?
Serenata a Manuel Castilla es mi humilde ofertorio a él, en honor al centenario de su nacimiento que fue 14 de agosto de este año. Primero que soy fanática admiradora de su obra, de la concepción de su mundo. Tengo una devoción por Manuel J. Castilla, los poetas salteños, la poesía en general del mundo entero. Yo vengo del universo ancestral y cósmico del canto de la copla, eso es poesía del pueblo, el espíritu y la vida; y  la tonada de la copla en su poesía, es el valle de la poesía de Manuel. Me siento parte del universo de sus universos, los lugares que nombra, abreva, eleva, siempre desde su modo “gozoso” de sentir la vida y la tierra.
Hacer una Serenata a Manuel Castilla es una manifestación revolucionaria para todos me parece, tanto para quienes seremos parte de este concierto como para el público por todo lo que él representa en la Literatura Universal y Latinoamericana.

Pensé en un gran concierto de celebración, así que el modo elegido es la algarabía por eso me pareció que una Serenata era lo mejor. Invité a ser parte de ella a algunos de los tantísimos amigos que tengo y que admiro muchísimo por el talento y la magia que tienen, como el cantorazo tanguero Jesús, el tenor salteño  Arnaldo Quiroga, del elenco estable del Teatro Argentino de La Plata y la gran cantautora Sara Mamani quien fue como una ahijada artística del Cuchi Leguizamón.

¿Es complicado hacer folklore en Buenos Aires y tener repercusiones?
Es complicado hacer folklore en cualquier parte, Bs As un poco más porque como la mayoría de las grandes ciudades, llegan tantas cosas de todas partes, los espacios escasean. Lo cierto es que también hay más opciones de público y una gran comunidad que espera la música folklórica así que siempre estoy muy agradecida a las personas que manejan los espacios y que son sensibles y empáticas con las manifestaciones populares, culturales y también con las mujeres.

¿Se hace complejo editar discos hoy en día?
Lo complicado no es tan solo hacer un disco sino luego, contener ese material, acompañarlo para que pueda llegar a la mayoría del público, a pesar de todas las herramientas con las que hoy en día contamos en la comunicación. Lo que si complica aún estos tiempos es ser mujer, la mujer para el sistema patriarcal en el que vivimos y en el que la mayoría de los hombres se encuentran muy cómodos somos actualmente como una piedra en el zapato y ahí la cosa se complica, y eso ocurre en cualquier área.

¿Dónde fue el lugar más extraño que has llevado su música? Alguna anécdota que recuerdes.
Por ahora solo anduve por la tierra no más…Anduve por varios países de América Latina casi todos y unos cuantos de Europa.
Una anécdota muy bonita y fuerte que llevaré en el corazón siempre me sucedió en Brasil, a cantar en Recife en una fiesta muy grande, van más de cien mil personas…Esto pasó la primera vez que fui; no tuve el tiempo para estudiar portugués  y me fui solo con mi idioma salteño (risas), cuando subí al escenario temía que no me entendieran pero sucedió algo mágico. Cuando empecé a cantar se hizo un silencio que daba miedo, se escuchaban las respiraciones más o menos y cuando terminé de cantar la gente estalló en aplausos que estaban llenos de una energía muy fuerte de emoción.  Me quise ir pero me pidieron un bis, y otro, y otro, me fui al sexto bis, asustadísima, la gente seguía pidiendo que volviera al escenario pero a mí me había agarrado un susto terrible, jamás me imaginé que me sucedería eso.

¿Qué es lo más lindo de Angastaco, tu tierra en Salta?
Su mística. Bueno, yo no puedo ser imparcial. Para mí Angastaco es mi paraíso, soy de allá te imaginarás. Es un valle alto, está a 2500 mts sobre el nivel del mar. Es un lugar de arenisca blanca, pareciera a un terreno lunar. Una de las cosas que a mí me estremecen es que sus cerros son esculturas del viento.

Tuviste participaciones en el Luna Park, ¿qué sensaciones te dejó?
Si, con Residente, con  La Bomba de Tiempo y en un festival  de muchos artistas hace varios años. La experiencia más fuerte fue con René Pérez, de Residente. La energía de ese público jamás en mi larga vida escenarios la había vivido, valga la redundancia, y él es un ser de otra dimensión.

Comentario

^