Manos solidarias tejen abrigos para los más necesitados


21 julio, 2021


Se asistió a 380 personas con ropa de abrigo como bufandas, guantes, mantas y ropa para bebés.

Alrededor de treinta mujeres solidarias con sus manos tejen semanalmente el abrigo necesario para los vulnerables de los barrios periféricos y parajes de los cerros de Chicoana. Son 35 kilos de lana que se convierten en bufandas, guantes, gorros, escarpines para bebé, y todo tipo de adminículo de lana que brinde protección de las bajas temperaturas de esta época del año.

“Tejido Solidario” se llama este programa implementado en el año 2011 bajo la primera gestión del intendente Esteban Ivetich. Con los años, a este espacio se acercaron de forma desinteresada y solo con el afán de ayudar numerosas vecinas de distintas edades.

Así llegaron las vecinas Bety Ruiz, Mónica Balderrama, Julia Tolaba, Jésica Ortiz, entre otras, para confeccionar en las tardes de invierno elementos de abrigo que son repartidos en los parajes de esta jurisdicción municipal.

“Los vecinos que necesitan estas ropas se las acercamos como asistencia de abrigo. Los guantes y bufandas son de mucha utilidad para los fríos intensos de las zonas de montaña y el campo. La gente espera en esta época la llegada del tejido solidario. Se hizo una sana costumbre”, contó Soledad Chocobar, secretaria de Acción Social Municipal.

Son mujeres que trabajan ad honorem solo por ayudar al prójimo. Se juntan los martes y jueves en Acción Social y tejen por varias horas. Entre risas y algunos mates con ricos bollos caseros tejen con cariño las bufandas y guantes.

Otro grupo de ropa de abrigo para recién nacidos. No falta un ponchito para algún pequeño que lo necesita. Las mantas para los bebés también son tejidas.

La lana es adquirida por la comuna y las señoras tejen para los necesitados. La distribución es según los datos de vulnerabilidad social que maneja la comuna de Chicoana. Las señoras también viajan a las entregas semanales. “Siempre hay gente que necesita estos abrigos. Sobre todo las mamás con sus bebés. Recorrimos numerosos parajes para esta encomienda solidaria” cuenta Enmanuel Ayón, el Secretario de Gobierno que es parte del equipo de distribución y ayuda en la quebrada.

Todos ayudan y la armonía del grupo es destacable. Los trabajos de tejidos se inician en junio y terminan en agosto. Hace poco estuvieron llevando estos enseres al paraje de San Martín y Caracol. En la zona de la Cuesta del Obispo. Dadas las condiciones sanitarias actuales, el grupo trabaja bajo las normas sanitarias existentes. El grupo trabaja dividido y en un espacio bien amplio. Nada queda al azar. Veinte en el espacio de Acción Social, y las otras 10 llevan los trabajos a sus domicilios particulares.

Una mano entre todos para ayudar

“Trabajamos en estas prendas porque sabemos que le haces falta a mucha gente. Son dos días compartiendo con compañeras la confección de abrigo para el que necesita. Yo vengo de varios años ayudando. Otras recién este año. Entre todos nos podemos dar una mano para asistir al que lo necesita”, grafica Betty este espacio de solidaridad entre vecinos.

Hasta el momento desde que se implementó el “Tejido Solidario” los abrigos llegaron a 380 vecinos de Chicoana y los parajes de las serranías.


Fuente: El Tribuno Salta

Comentario

^