Los vecinos agradecen y valoran el trabajo de los choferes de Saeta


24 abril, 2020


Son de Rosario de Lerma y reconocen la labor que realizanen la cuarentena.

En Rosario de Lerma la sensibilidad social es profunda en época de cuarentena por el coronavirus. Vecinos solidarios reconocieron el esfuerzo de los choferes del Saeta: en la calle J.B. Justo durante cuatro días les obsequiaron a los colectiveros empanadas y dulces a modo de apoyo por su trabajo.

La generosidad de los vecinos alcanzó en esta oportunidad a los diferentes choferes de la línea Saeta que transitan por la calle J.B. Justo de barrio Buen Retiro de Rosario de Lerma. La familia Zapana y otros vecinos de la cuadra durante varios días y en diferentes horarios obsequiaron empanadas al mediodía, y pan casero y buñuelos en la tarde a cada conductor de los colectivos.

“Ellos ponen el esfuerzo, igual que el personal de salud y policías, para sobrellevar este delicado momento”, dijeron.

Tal es el apoyo de estos vecinos a los cientos de personas que ponen el hombro a la cuarentena para salvar numerosas vidas, que además decidieron salir todas las noches, a modo de homenaje, a aplaudir justo a las 21 horas como la réplica nacional, quizá uno de los pocos vecindarios de la región que han hecho de esta rutina diaria “un apoyo merecido a tanta gente anónima que también contribuye a cuidarnos de esta pandemia”, contó Lutmila Noelia Zapana, una de las jóvenes que realizó esta acción de apoyo.

Fue entre el jueves, viernes, sábado y domingo; a la mañana, al mediodía y a la tarde, a cada colectivo de línea Saeta, aprovechando que en la cuadra existe un parador, la familia Zapana y dos vecinas Sandra Morales y Savina Ance repartieron empanadas, pan casero, buñuelos, y pan dulce. Ellos pusieron los ingredientes, hornearon y prepararon las bandejas de las delicias que luego repartirían a los choferes. Entre Noelia Lutmila de 16 años y su prima Julieta Zapana de 15 años repartieron todo lo elaborado en diferentes casas. “Trabajamos con gusto elaborando estos obsequios como gratitud al trabajo de estos choferes que también se exponen y cumplen con transportar a quienes ponen su esfuerzo para que continúe sana el resto de la población”.

Los choferes se vieron sorprendidos por el apoyo de esta barriada. Algunos hasta no entendían lo que pasaba en la calle J.B. Justo de Rosario de Lerma. “A todos los que contribuyen con sus trabajos para contrarrestar este virus, debemos agradecerlos, y pensamos entre nosotros, qué entregando masitas y empanadas a los choferes, también contribuíamos”.

La lista de colaboradores se completa con Rafael Zapana, Mirta Aguirre, Florencia Zapana, Anahí Zapana, Natividad Zapana, Rosalía Tolaba, Eduardo Estopiñan, Marcos Estopiñán, Georgina Liendro y Verónica Zapana.

Por la cuadra el Saeta tiene un parador de los colectivos y corren tanto de ida como de vuelta. Entonces la entrega fue por partida doble en algunos casos. Llamó la atención en los vecinos rosarinos como durante cuatro días la cuadra estaba agitada.

Estos vecinos de Rosario de Lerma imitaron con este gesto la iniciativa nacional anónima, que fue difundida a través de WhatsApp, en donde se invitó a todos los ciudadanos a aplaudir desde su casa, como gesto de apoyo a médicos, enfermeros y auxiliares en su lucha contra el coronavirus.

“Se nos ocurrió esta idea porque vemos todos los días a los choferes también arriesgarse. En nuestro interior, ellos trasladan a nuestro personal policial y de salud. También debían ser reconocidos”, acotó Noelia Lutmila.

Claro que en esta ciudad del Valle de Lerma los vecinos no se comunicaron por las redes o vía whatsApp. Lo pergeñaron producto del día a día. Estos vecinos le dedicaron su tiempo a los choferes que transportan a la población en momentos complicados.

FUENTE: EL TRIBUNO SALTA

Comentario

^