Los salteños sumaron a la emoción de “Argentum”


2 diciembre, 2018


Balvina Ramos y Marina y Hugo Jiménez dieron “color de norte”.

“Yo soy cantora y coplera, soy bagualera señor;

el carnaval saca penas,

como las del corazón”.

Esa fue la estrofa que en segundos interpretó la salteña Balvina Ramos en el escenario del Teatro Colón durante su intervención en el impecable espectáculo “Argentum”, con el que el presidente Mauricio Macri homenajeó a los líderes de la Cumbre del G20 en la tarde del viernes.

“Con mi copla y con mi grito quise transmitir la profundidad de nuestra tierra, la grandeza de Argentina, remarcar que aquí estamos, firmes, fuertes y dispuestos a seguir adelante. Pero aunque sea una pequeña parte de la copla, también quise dejar un mensaje sobre nuestra realidad y lo que estamos viviendo”, le dice a El Tribuno la cantora, todavía emocionada por lo que fue su paso por este acontecimiento que se vio en el mundo.

La convocatoria le llegó telefónicamente por sugerencia de Gustavo Mozzi, el director del CCK (Centro Cultural Kirchner), para formar parte de los 84 artistas que presentó Ricky Paskus, director responsable de la puesta en escena, preparó durante siete meses el show y fue incorporando artistas de diferentes géneros y de todo el país. Así llegó a integrarse Balvina Ramos, a quien inicialmente un equipo de músicos le había preparado una pista para que adecuara su canto.

“Por la reprogramación de vuelos llegué tarde, no pude ir a ese ensayo y solo lo hice miércoles y jueves, con un ingrediente más: no me podía adaptar a esa pista. Finalmente eliminaron la percusión, quedaron solo los vientos y mi caja, que es mi compañera. Esto gustó mucho y así subí al escenario del Colón “, dice la reconocida coplera salteña, quien además acaba de recibir el reconocimiento al mérito artístico.

Aunque está acostumbrada a los escenarios, esta experiencia fue especial por su contexto, porque fue nada más y nada menos que en uno de los mejores teatros del mundo y porque en pocas palabras también lanzó su mensaje.

“Fue muy fuerte, increíble, y todos me contuvieron especialmente, estuvieron pendientes de esta bagualera… es un sueño más que cumplo con la copla. Cuando piso un escenario, de inmediato me remonto a mis cerros, a mi pueblo, a mi padre que me enseñó tanto, a mi escuela de la infancia donde aprendí mis primeras notas…”, agrega verborrágica Balvina, esta mujer nacida en Bacoya, paraje del municipio Santa Victoria Oeste y que esta misma semana egresó del secundario en el BSPA del barrio Santa Cecilia.

“Este año fue maravilloso para mí, porque terminé la escuela, que era una deuda pendiente, y qué decir de que me hayan elegido para coplear en Argentum”, cerró. Es que pese a la fugacidad de las intervenciones, cada artista pegó fuerte en el espectáculo integral al que acompañaron imágenes de todas las regiones.

Hugo y Marina Jiménez

Mientras los creadores y siempre vigentes bailarines del Ballet Salta estaban reunidos ayer con Pashkus, probablemente pensando en equipo algún espectáculo, contaron a El Tribuno que la experiencia del Colón fue “emocionante”.

Hugo Jiménez señala que fueron invitados por el coreógrafo “porque nos calificó de emblemáticos en el folclore del norte, así como los calificó a Julio Bocca y a Mora Godoy.

“La satisfacción para nosotros es enorme, y lo que más nos impactó fue la espontaneidad y frescura de tanta gente joven que hizo de esta puesta un show de excelencia. Todo fue perfectamente sincronizado y creo que eso se vio en el resultado, después de haber ensayado con todo el equipo en el mismo teatro. Uno de los bailarines, al final, gritó libremente “Argentina, Argentina’ y así todos corearon con tanta fuerza que hicieron emocionar no solo al Presidente, sino a toda la gente. Es hermoso encontrarse con artistas comprometidos como Pashkus, los chicos de su escuela y todos los que fueron seleccionados de diferentes provincias. Hubo una energía tan especial que se sintió aun a través de las pantallas de televisión”, cerró Jiménez.

Comentario

^