Los cinco seres mitológicos más terroríficos de la provincia fueron vistos por salteños


16 marzo, 2018


Salteños dan testimonio de sus encuentros con estos extraños seres.

1- El duende. Es uno de los más conocidos. Los especialistas en mitos creen que la leyenda fue esparcida por los evangelizadores para que los integrantes de las comunidades originarias bauticen a los niños. Por eso todavía se dice que aparece en las casas de familias con chicos que no han pasado por esa ceremonia religiosa.

Hace unos años, chicos de General Güemes filmaron con un celular un supuesto ser diminuto. Mirá el video:

2- Curupí. Es una deidad que aparece en la provincia de Misiones, aunque hay testimonios de su presencia en Salta. No falta, incluso, el que utiliza el nombre de este nombre para autoapodarse: porque se trata de un ser parecido al duende, pero que se caracteriza por tener un miembro viril de varios metros y con el cual puede embarazar a las mujeres desde lejos (según el libro “Seres Mitológicos Argentinos”, de Adolfo Colombres).

3- Coquena. Se lo podría tomar como un precursor de Greenpeace: los diaguitas creían que el Coquena protegía a las vicuñas, llamas y guanacos. Se caracterizaba por su sombrero “ovejón”. “Y es él quien se roba de noche las llamas / cuando con exceso las carga el patrón”, le escribió en un poema Juan Carlos Dávalos.

4- Ucumar. Es conocido en todo el norte argentino. Algunos lo toman como “hombre-oso” y especialistas en mitos aseguran que rapta mujeres con propósitos no santos. En este video, un hombre de Anta te cuenta hasta cómo huele:

5- El Familiar. Es Satanás. Su figura se vincula a las empresas azucareras, pues el mito señalaba que se debía sacrificar un trabajador para garantizar la prosperidad. Durante la última dictadura militar muchos peones desaparecieron, pero no se puede responsabilizar de eso al Familiar, manifestó La Gaceta Salta.

Comentario

^