Lorena Carpanchay, la primera bagualera trans, se prepara para cantarle a la Virgen Gaucha


21 mayo, 2021


A sus 52 años sueña con grabar un disco y que su arte llegue al público masivo. Foto: Alejandro Joaquín González 

En una típica casita de los Valles Calchaquíes, a 10 kilómetros de Cafayate, vive Lorena Carpanchay (52). Por su terreno, ubicado en el apacible paraje San Luis, pasa un hilo de río que la inspira a diario a componer coplas y bagualas, al ritmo de una caja que mata el silencio y cura sus heridas. Nació y creció en un ambiente de campo, en el que las pialadas, marcadas y el folclore son moneda corriente. Así, Lorena, se ha convertido hoy en una de las primeras y de las pocas bagualeras trans del país.
“No me fue fácil dedicarme al folclore. Aún persisten muchos prejuicios en el interior, sobre todo en los pueblos. Ser trans, lesbiana o tener cualquier inclinación sexual es mal visto. Siempre está la discriminación presente”, contó la artista cafayateña. Sin embargo, se va abriendo camino de la mano de amigas y amigos, de gente que fue conociendo a lo largo de la provincia y del país, el cual recorrió de punta a punta. “La lucha por ganarme un lugar todavía continúa. Hay que pensar en uno y seguir para adelante, es la única forma de progresar. Trabajo fundamentalmente en espectáculos que organizan las instituciones civiles, pero con la pandemia muchos espectáculos fueron suspendidos”, contó.

“Voy a cantarle a la Virgen”

Este año, Lorena enfrenta un nuevo desafío: cantarle al Perpetuo Socorro, la Virgen Gaucha. “Ese es uno de mis sueños. Ya estoy preparando una baguala para dedicársela. Esperemos que el coronavirus nos permita rendirle culto como se lo hace tradicionalmente”, dijo.
Pero como todavía la música no ha logrado convertirse en su sustento económico, se dedica también a comercializar artesanías. Sus productos elaborados en telar son muy conocidos en la zona, entre ellos chalinas, ruanas, pie de cama, alfombras y también peleros. Estos últimos vuelven a estar de moda y tienen gran demanda entre la gente de campo.

La temática de sus coplas

Su atuendo de artista es el que usa a diario, pantalón vaquero y camisa, acompañado de un poncho salteño y de sombrero de ala ancha. “No me visto de gaucho porque no lo siento. Quiero ser honesta conmigo misma. Suelo usar también una ruana con los siete colores andinos, que significa diversidad. Mis coplas y bagualas giran en torno a la temática que me toca de cerca, con la lucha de las chicas de la calle, al machismo. No me identifico como una señora tradicional, soy trans, travesti”, aclaró.
Pero sus temas también apuntan a lo bucólico, a la cotidianidad en los pueblos, a la vida común de la gente. “Sigo soñando cantar con otros artistas, hacer giras, actuar en público cuando la pandemia lo permita. Quiero seguir componiendo. La gente me pide que grabe un disco, para poder escucharme. Ese es mi próximo proyecto”.

Próximamente actuará en el espectáculo Damas del Folklore Salteño, el viernes 28 del corriente, a las 21.30, en la Casa de la Cultura.


Fuente: El Tribuno Salta

Comentario

^