Las escuelas de verano de Salta no volverán a la presencialidad


6 enero, 2021


Hay 19 establecimientos que retornaron del receso y seguirán con clases virtuales.

A partir del próximo 18 las escuelas con régimen de verano deberán organizarse para la vuelta a la presencialidad luego de meses sin clases por la pandemia del coronavirus. En un primer momento se había barajado la posibilidad de que los chicos puedan volver a las aulas el 4 de enero pasado, después del receso escolar por las fiestas de fin de año, pero finalmente eso no ocurrió y por ahora se continuará con la virtualidad.

Las escuelas de verano funcionan en localidades o parajes situados en los departamentos de Los Andes, San Carlos y La Poma, lugares con características geográficas y climáticas distintas a la capital salteña. En estas zonas semiáridas, las más altas de la provincia, el frío y los vientos castigan sin piedad a los pobladores entre marzo y parte de agosto. Por ese motivo se adecuó la normativa escolar a las situaciones particulares de esos lugares.

Hay 19 establecimientos con régimen de verano en la provincia que tienen clases en enero y febrero, cuando los chicos del régimen común (que son la mayoría del sistema educativo) están de vacaciones, y descansan en junio y julio por la crudeza del invierno.

De acuerdo a datos proporcionados por el Ministerio de Educación de Salta, unos 1.100 niños estudian en medio de los cerros salteños en 12 escuelas primarias (cuatro de ellas albergues), 796 cursan su secundaria en cuatro establecimientos (uno de ellos albergue) y 77 en una técnica. Otros 77 son alumnos del nivel superior y 67 adultos terminan sus estudios primarios.

La secretaria de Gestión Educativa, Roxana Celeste Dib, indicó que esperan poder trabajar con el Plan Jurisdiccional 2021 que plantea una bimodalidad, pero que aún faltan definir varios puntos. Anteriormente, la funcionaria provincial le había dicho a El Tribuno que en las escuelas albergue los chicos podrían estar 15 días en la institución y 15 días en sus casas. Primero una mitad del grupo y después la otra mitad. Si bien no confirmó que eso vaya a implementarse de tal forma, insistió en que “todo depende de la situación epidemiológica y sanitaria” del momento.

El mes pasado la decisión de volver a clases presenciales a partir de enero en las escuelas de verano prácticamente estaba tomada, sin embargo Celeste Dib aclaró que habrá que ver qué dice el COE (Comité Operativo de Emergencias) y que no haya un rebrote importante. En los últimos días el reporte nacional da cuenta de un incremento notable de contagios, especialmente en la provincia de Buenos Aires.

La idea de formar burbujas educativas en las escuelas albergues en estos momentos sería la mejor opción para una vuelta a clases segura, ya que los chicos estarían aislados dos semanas en la escuela.

Comentario

^