Las cascadas de Vallecito, un destino tropical muy poco conocido por los salteños


11 febrero, 2020


Se encuentran cerca del pueblo de Los Toldos, en el extremo norte de la provincia.

En la localidad de Los Toldos, en el extremo norte de la provincia, existen cascadas de una enorme belleza rodeadas de selvas tropicales prácticamente vírgenes, que configuran un cuadro mágico y poco conocido por los salteños.
Se trata de las cascadas de agua transparente que surcan la serranía. Se ubican a unos 10 kilómetros del pueblo, tramo que se pueden transitar en vehículo. Luego, solo se puede continuar a pié unos 2 kilómetros por senderos dibujados entre la frondosa vegetación hasta llegar al oasis.
Quienes tienen la dicha de conocer los innumerables saltos de agua fresca y clara, no dudan en darse un chapuzón y gozar plenamente de la naturaleza en su estado puro. El curso surca y alimenta la zona conocida como Vallecito, antesala del Parque Nacional Baritú.

Los Toldos

El pueblo está ubicado en el extremo oeste de las selvas de las Yungas y al norte de la ciudad de Salta, en el departamento Santa Victoria, a unos 1.600 msnm. Algunos sostienen que su nombre se debe a que el pueblo se ‘entolda‘ cuando las nubes cubren el valle. Otros señalan que en realidad hace alusión a las tolderías que armaban los indígenas del lugar.

La población antiguamente perteneció a la República de Bolivia (Tarija) hasta 1938. Pasó a integrar el territorio argentino por el tratado de límites entre Argentina y Bolivia, y luego fue anexado a Salta en 1941.

Cuentan los historiadores que a fines del siglo XVIII, la región se pobló de campesinos de ascendencia española que ingresaron a Los Toldos por Tarija desde el Alto Perú. Allí convivió con la población originaria de las Yungas y surgió el mestizaje del toldeño.
Fue un territorio clave de las guerras de independencia. En su valle descansó y renovó fuerzas el ejército de Martín Miguel de Güemes y Juana Azurduy de Padilla.

Un lugar donde vive la naturaleza

En su jurisdicción se encuentra el Parque Nacional Baritú, único en el país de selva tropical, pues los de Iguazú, Pilcomayo, y Calilegua, si bien reúnen muchas características tropicales, se encuentran en zonas semitropicales.

Es considerado una de las reservas mejor protegidas del mundo. Abarca 72.439 ha de territorio fragoso abundando los cerros cubiertos de selva y bosque.

El clima es cálido y húmedo la mayor parte del año, con lluvias de verano que van desde 900 hasta 1.300 mm.

FUENTE: EL TRIBUNO SALTA

Comentario

^