La historia de Delfina, la nena salteña que conmovió al país con su Cabildo de papel glasé


26 mayo, 2020


Vive en un poblado donde cargan los deberes con celulares y las notebook de Conectar Igualdad gracias a la energía de paneles solares.

Delfina es una nena de tres años que vive en los Valles, una zona rural de Salta. Este fin se semana, en el marco de los festejos por el 25 de Mayo, la familia de la pequeña envió a su maestra una foto junto a un cabildo de papel crepé y cartulina.

Se trató de una de las tareas encargadas por la maestra Sandra de la escuela 4.596 “General Martín Miguel de Juan de la Mata Güemes”. Su madre Vanesa Burgos le tomó la fotografía y la envió sin imaginar las repercusiones.

Según informó el diario El Tribuno, en la zona las familias cargan los deberes con sus celulares y las notebook de Conectar Igualdad gracias a la energía de paneles solares.

“Tengo la dicha de estar acompañada por unos padres excelentes, muy comprometidos en la educación de sus hijos. Ellos están siempre predispuestos a colaborar con la escuela, que en definitiva es una gran familia en la que todos trabajamos para superarnos”,contó Nilda Delgado, directora de la institución.

La escuela Güemes es plurigrado y a ella asisten chicos que transitan varias horas a caballo para llegar hasta allí.

En el poblado donde vive Delfina no tienen electricidad y cuando está nublado se quedan sin luz. “Hay internet, pero se corta mucho y es muy lento. Algunos alumnos no podían subir los archivos para mandar la tarea”, contó Vanesa.

Una familia unida 

Vanesa es ama de casa y cría cabras en el pequeño paraje Isonza. Ella tampoco deja de capacitarse y terminó el año pasado el secundario. La mujer contó que toda la familia de Delfina colaboró para armar el Cabildo que hizo famosa a la pequeña.

“Nos llevó bastante tiempo hacer el cabildo. Usamos una caja de lavandina otras de unos parlantes. El techo es de hilo de lana de oveja que yo uso par hacer artesanías. La cruz es de madera, mientras que la copa del cabildo es de una botella de gaseosa cortada y el balcón de cartón. Las rejas también son de lana y las puertas de papel glasé”, detalló Vanesa a El Tribuno.


Fuente: Los Andes

Comentario

^