¡La buena del día! / Artesanos lograron un espacio de ventas fijo en Salta


11 diciembre, 2018


Obras en platería, tejidos rústicos, talladas, cerámica y pintura se venden en Mitre 37.

Alojados en el último piso de la estructura que se levanta en Mitre 37, un grupo de 60 artesanos de la provincia y de localidad de Jujuy exponen y venden sus productos. Si bien la muestra está desde hace dos meses, el público que recorre la recova de Mitre entre España y Caseros todavía no los conoce. El grupo de artesanos y emprendedores tendrá sus productos a la venta hasta septiembre de 2019. Algunos llegaron desde localidades lejanas a la ciudad de Salta, por lo que se organizaron en grupos para la atención y la venta en los puestos. Entre los cambios que deben afrontar está el de sumarse a la venta con tarjetas de crédito que si bien no todos lograron concretar aún, sí están en proceso de hacerlo.

El acceso a la muestra de los artesanos se puede hacer por el ingreso por escaleras a la parte superior de un centro comercial ubicado sobre Mitre 37, o por ascensor desde el patio de comidas.

Un edificio rico en arquitectura e historia

El sector de los artesanos muestra también un poco de historia salteña. 

El edificio, ubicado en Mitre 23, fue levantado en 1913 sobre un terreno que perteneció a la iglesia de la Compañía de Jesús. Fue sede del tradicional y aristocrático Club 20 de Febrero, y una parte fue utilizado como vivienda familiar de la familia Day, que se extiende hasta la numeración de Mitre 37. El Club compró las tierras al Obispado en 1908, levantando su sede en ese lugar con un marcado estilo academicista francés.
Fue planeado por el arquitecto Arturo Prins y ejecutado por los ingenieros Cornejo y Correa, estableciéndose como un exponente de la arquitectura del eclecticismo en Salta; su interior está adornado con escaleras, en torno al vacío del hall principal, se usó columnas y perfiles de hierro y bronce, lo cual fue muy vanguardista en su época. Se le colocó pisos policromados de tipo veneciano, parqué de roble de Eslovenia y fueron importados de Milán unos vitreaux que decoraron las paredes.
Para el año 1950, el sector de Mitre 23 comenzó a funcionar como Casa de Gobierno. Para poder alojar a sus nuevos inquilinos, el lugar sufrió grandes reformas. Funcionó como Casa de Gobierno hasta 1987 y se destinó ese sector del edificio para actividades culturales. El sector de la familia Day, en Mitre 37, se mantuvo por algunos años, hasta que en la última década se transformó en una galería comercial con un salón de exposición.

 

 

Comentario

^