Este año, el Miércoles de Ceniza será como en la antigüedad


10 febrero, 2021


El Miércoles de Cenizas se podrá ir a los templos, pero de manera controlada y con la debida distancia entre personas.

Este año, ningún católico del mundo recibirá en su frente una cruz húmeda acompañada de una frase que pronuncian los sacerdotes y que al secarse queda en ceniza. Estar en medio de la pandemia por Covid-19 hizo que el Vaticano emitiera directrices de cómo se debe cumplir este rito que da inicio a la Cuaresma, es decir los 40 días anteriores a la Semana Santa.

Según la página web vaticannews.va, el 12 de enero el cardenal Robert Sarah, prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, y monseñor Arthur Roche, arzobispo secretario, firmaron una nota explicando la modificación.

‘Pronunciada la oración de bendición de las cenizas y después de asperjarlas, sin decir nada, con el agua bendita, el sacerdote se dirigirá a los presentes, diciendo una sola vez y para todos los fieles, la fórmula del Misal Romano: Convertíos y creed en el Evangelio, o bien: Acuérdate de que eres polvo y al polvo volverás”.

“Después, el sacerdote se limpiará las manos y se pondrá la mascarilla para proteger la nariz y la boca. Posteriormente, impondrá la ceniza a cuantos se acercan a él o, si es oportuno, se acercará a los fieles que estén de pie. Asimismo, el sacerdote tomará la ceniza y la dejará caer sobre la cabeza de cada uno, sin decir nada‘, indican.

Para guardar la salud de las personas no se untará la ceniza en la frente, puesto que el contacto físico podría ser riesgoso para un contagio de Covid-19.

La norma es que se haga como se hizo antiguamente, esparciendo sobre la cabeza un poco de ceniza, que es el sentido de este día: que nos cubramos de ceniza para ser testigos de nuestra caducidad, pero también del deseo de perfeccionamiento. Desde el Antiguo Testamento, cuando una persona quería manifestar arrepentimiento o que estaba en una falla, se vestía de sayal (hábitos) y se llenaba de ceniza la cabeza; por eso se sabía que estaba en penitencia y purificándose.

El Miércoles de Cenizas se podrá ir a los templos, pero de manera controlada y con la debida distancia entre personas.

Fuente: La Patria

Comentario

^