En el Día de San Expedito, miles de salteños devotos piden protección contra el coronavirus


19 abril, 2020


La misa será a las 19 puertas cerradas y se transmitirá por la cuenta de Facebook de SALTA SOY.

En el marco de un contexto en extremo difícil a causa de la pandemia de coronavirus, los fieles creyentes celebran hoy desde sus hogares el Día de San Expedito, conocido como el patrono de las causa justas y urgentes, de los jóvenes y estudiantes, mediador en procesos y juicios, y protector de la familia y los enfermos.

De acuerdo a la tradición católica, se trató de un legionario romano que vivió a principios del siglo IV. Nació en el seno de una familia patricia, siguió la carrera militar y llegó a ser comandante de una legión. Sin embargo, fue volcándose al cristianismo a medida que escuchaba testimonio de los creyentes.

Desde la Agencia Informativa Católica Argentina cuentan que, luego de una batalla, decidió convertirse a la fe cristiana. Ante esta decisión se le apareció un cuervo -según la leyenda- que trató de persuadirlo al grito de “Cras”, que en latín significa “mañana”. Al instante, reaccionó respondiendo: “Hodie”, cuyo significado es “hoy” y agregó:

“No lo dejaré para mañana, hoy seré cristiano” y pisoteó al cuervo, dejando inquebrantable su opción de fe.
Según la narración, en el año 303 junto con otros soldados conversos, murió mártir tras ser perseguido por el emperador Diocleciano.

En Salta son decenas de miles los devotos de este santo y templos en los que se los recuerda de manera particular, como es el caso del Seminario Metropolitano.

También existen grutas en diferentes barrios y localidades, como la de la estación de trenes de Cerrillos, o a la vera de la ruta 22, entre La Merced y San Agustín, entre otras.

Oración a San Expedito

“Mi San Expedito de las causas justas y urgentes, intercede por mí junto a Nuestro Señor Jesucristo, para que venga en mi socorro en esta hora de aflicción y desesperanza. Mi San Expedito tú que eres el Santo guerrero. Tú que eres el Santo de los afligidos. Tú que eres el Santo de los desesperados. Tú que eres el Santo de las causas urgentes, protégeme, ayúdame, otorgándome: fuerza, coraje y serenidad. Atiende mi pedido! (hacer el pedido).

Mi San Expedito, ayúdame a superar estas horas difíciles, protégeme de todos los que puedan perjudicarme, protege a mi familia, atiende mi pedido con urgencia. Devuélveme la Paz y la tranquilidad. Mi San Expedito! Estaré agradecido por el resto de mi vida y propagaré tu nombre a todos los que tienen Fe. Muchas Gracias”.


Fuente: Diario El Tribuno

Comentario

^