Emitirán certificados de salud para el ingreso escolar en el hospital Papa Francisco


5 marzo, 2020


En una jornada con horario especial, se podrá tramitar el certificado de aptitud física para el ingreso escolar sin necesidad de turno.

El sábado 7, el hospital Papa Francisco habilitará un horario especial para el otorgamiento de certificados de aptitud física que niños y adolescentes deben presentar al inicio del año escolar. Paralelamente, se recibirán donaciones de sangre de todo grupo y factor.

En el horario de 9 a 17, se harán los exámenes clínicos, de salud bucal, toma de peso, talla y tensión arterial y control de esquema de vacunas para expedir el Certificado Único de Salud. Para ello se debe concurrir con documento de identidad y carnet de vacunas. Los menores de 15 años deben concurrir acompañados por un mayor responsable.

Los controles se harán por orden de llegada, sin necesidad de turno previo. Tampoco será necesario que los interesados lleven el formulario de certificado, ya que el hospital cuenta con formularios impresos, de acuerdo con el modelo aprobado por resolución conjunta de los ministerios de Educación y Salud Pública y aval de la Sociedad Argentina de Pediatría.

Colecta de sangre

En el mismo horario, los adultos que acompañen a los menores y todas las personas que lo deseen, podrán donar sangre de todo grupo y factor para pacientes que requieren transfusión.

La recepción de donaciones se hará con apoyo del equipo del Centro Regional de Hemoterapia. Los voluntarios deben concurrir con documento de identidad u otra documentación con fotografía. No deben estar en ayunas y sí tener buena hidratación.

Pueden donar, varones y mujeres de entre 18 y 65 años de edad, con un peso corporal mínimo de 50 kilos, sin antecedentes de enfermedad cardíaca, pulmonar, hepática, chagásica, oncológica, infecciosa u otra potencialmente riesgosa para el receptor. Los adolescentes de 17 años pueden donar con autorización de los padres.

No pueden ser donantes, las embarazadas o mujeres que estén en etapa de amamantamiento y quienes se hayan sometido a cirugía, colocado un piercing o realizado tatuaje en los últimos doce meses.

“La necesidad de sangre es permanente; la sangre no se puede fabricar, por eso necesitamos que la comunidad se sensibilice y done, porque a toda hora hay alguien que necesita sangre para salvar su vida”, dijo el gerente general del hospital Papa Francisco, Daniel Mamaní, acotando que “esta será una buena oportunidad para que, aprovechando que los chicos necesitan tramitar el certificado médico, los adultos puedan donar”.

Foto ilustrativa.

Comentario

^