El Gobierno premiará con $1.000.000 a quien gane un concurso de ideas que generen empleo genuino


13 diciembre, 2021


La Secretaría de Asuntos Estratégicos que conduce Gustavo Beliz publicó en el Boletín Oficial las bases del llamado a concurso para seleccionar las mejores propuestas y pagará a las mejores cinco.

En un contexto en el que el nivel de desempleo alcanza el 9,5% de la población, el Gobierno decidió desembolsar $5 millones para aquellos que aporten las ideas de políticas públicas más innovadoras que apunten a generar empleo de calidad.

El programa Producir Trabajo es una iniciativa del Consejo Económico y Social (CES) y había sido anunciado a mediados del mes pasado. Incluye una convocatoria que fue publicada esta mañana en el Boletín Oficial, con la firma del Secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia de la Nación, Gustavo Beliz.

El llamado apunta a “técnicos y profesionales nucleados en instituciones universitarias, organizaciones públicas, privadas, sociales y comunitarias de todo el país“, que deberán “presentar propuestas innovadoras de políticas públicas que permitan optimizar la inversión pública en el acompañamiento de las personas vulneradas, en términos de su acceso a los derechos laborales y a un ingreso digno”.

El decreto estableció que las mejores ideas recibirán un aporte económico no reembolsable de hasta un millón de pesos para diseñar el proyecto con mayor detalle. Tendrán tiempo de presentar sus propuestas hasta el 18 de febrero próximo.

Dentro de lo que se conoce como “economía popular” se encuentran casi 4.300.000 trabajadores, que representan más del 33% de la población económicamente activa (PEA) y este universo incluye tanto a cuentapropistas, desocupados, trabajadores del servicio doméstico no registrado, como a asalariados que reciben ingresos del Estado y trabajadores familiares sin remuneración.

En el anexo del Decreto se reconoce que generar canales de empleo genuino para este universo de personas es un pendiente que tiene más de tres décadas. 

“En el recorrido de los últimos treinta años, las políticas sociales han tendido a considerarse como dispositivos transitorios bajo la expectativa de que los procesos de crecimiento económico traicionarían los planes en empleo genuino, lo que se ha verificado que sólo ocurre muy marginalmente y que el crecimiento económico es una condición necesaria pero no suficiente para cimentar el desarrollo de nuestra sociedad”, remarca el trabajo.

“El siglo XXI comenzó en Argentina con una caída abrupta del empleo, el deterioro de los ingresos, el aumento inusitado de la desigualdad, la exclusión social y la pobreza“, admite el documento y añade: “La crisis económica, política y social que signa esta etapa encuentra a uno de cada cuatro trabajadores/as fuera del empleo”.

“La crisis desatada por el Covid-19 recrudeció, puso en evidencia y profundizó la segmentación del mercado laboral y las problemáticas”, destaca el informe y apunta:”Al tiempo que continuaron las transferencias de ingresos mediante programas y planes, fueron necesarios aportes adicionales -como IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) y ATP (Asistencia al Trabajo y la Producción)-, para integrar en las políticas de transferencia de ingresos a una importante población de trabajadores/as en situación de informalidad”.


Fuente: La Nación

Comentario

^