Donaron 30 camillas y portasueros al hospital de Orán


22 septiembre, 2020


Una campaña que se gestó a través de las redes sociales y amigos.

El hospital San Vicente de Paúl recibió como donación de Metalúrgica Don Jeremías 30 camillas que fueron fabricadas en el taller, además de 15 portasueros y kits de limpieza.

Se trata de una nueva propuesta del joven solidario Alejandro Argañaraz, quien inició una vez más una campaña a través de las redes sociales y amigos, con la intención de llevar camillas para el hospital San Vicente de Paúl considerando que en los últimos días se vio desbordado de pacientes.

“En no más de 4 días tuvimos todos los materiales”, expresó Alejandro Argañaraz, propietario del taller. Además, indicó que el municipio también aportó materiales para concretar la fabricación, así como vecinos de la ciudad.

Cada camilla está cotizada en 20 mil pesos, es decir, son 600 mil pesos el valor total aproximado de la donación sin contar los portasueros.

Alejandro Argañaraz es un joven metalúrgico que, como hizo en otras oportunidades, se ofreció a través de las redes sociales para dar una solución donde el Estado tarda en aparecer, en el hospital, mástil de una escuela, espacios verdes, plazoletas

“Estoy convencido de que si nosotros no actuamos como sociedad y en equipo, no lograríamos algo mejor para esta ciudad que nos vio crecer”.

Alejandro convoca siempre a través de Facebook a amigos y vecinos a distintas campañas para recaudar los materiales con los que trabaja de manera gratuita.

“Quiero dejar a la vista los resultados del aporte de muchos corazones solidarios. En Orán sí se puede y yo estoy muy contento porque me toca realizarlo con mi equipo y mis propias manos”, expresó.

La ayuda

Gracias al aporte de la gente, el taller de Alejandro pudo recolectar los insumos suficientes para los trabajos. “El día que publiqué en Facebook, la respuesta fue inmediata. Nos llegaron las donaciones, y con ello era imposible no estar motivado para iniciar las tareas”.

Y agrega que “no se necesita tener miles de pesos para hacer grandes o pequeñas cosas en una sociedad”. Efectivamente, a este joven no le sobra nada. “Solo soy un laburante que vive el día a día”, afirmó.


FUENTE: EL TRIBUNO SALTA

Comentario

^