Degustar Cafayate: un paseo gastronómico por Salta


25 noviembre, 2018


Cerros, uvas, vinos y días siempre soleados.

En esta localidad al noroeste de la provincia, los sabores cobran un gran protagonismo. Infobae fue en busca de algunos de sus secretos.

Cafayate es una localidad de la provincia de Salta, en el noroeste del país. Se ubica en los valles Calchaquíes, un área reconocida por sus espectaculares formaciones rocosas de color rojizo. En las cercanías, varios viñedos y el Museo de la Vid y el Vino son algunos de los principales atractivos.

Entre la magia de Los Valles Calchaquíes no se puede dejar de pasear por La Quebrada del río de las Conchas, El Anfiteatro y La Garganta del diablo. En estos sitios el paso del tiempo ha dejado inconmensurable su historia grabada a fuego.

Aquellos aficionados a las bellezas de los paisajes y a la gastronomía, no pueden dejar de visitar El Mollar. Con un clima benevolente, ni los veranos ni los inviernos son rigurosos. Esto es ideal para algunas caminatas o recorridos a caballo por el lugar, dejando que los visitantes se adueñen de los cerros que rodean el paraje.

El Mollar se encuentra ubicado a 15 Km. de la localidad de Campo Quijano, y unos 45 Km. de la ciudad de Salta, en el departamento Rosario de Lerma.
Allí mismo, esperaba el Chef Javier Pantaleón, quién se define como el cocinero de la zona de Cafayate.

En su cálida bienvenida reveló a Infobae la preparación de un plato típico de la zona de Cafayate que lo ha heredado de su abuela: el estofado de pelones. “Este es un estofado típico, normal, con la diferencia que lleva pelones, que es una comida agridulce”, comentaba Javier, mientras tomaba minuciosamente los papines y pelones que son los protagonistas de la receta.

Entre algunas cebollas, zanahorias y ajíes de color verde, esta mezcla se deja estofar en una cacerola de barro durante media hora, junto con la salsa. Sin olvidar de acompañar con un buen fresco vino blanco.

Javier asegura ser un privilegiado de la vida al poder dedicarse a lo que le apasiona viviendo en Cafayate, rodeado de cerros, uvas, vinos y días siempre soleados.

Salta, la linda, regala una nueva ocasión para saborear y disfrutar de su belleza y singularidad; dejando diversas posibilidades para complacerse entre amigos o la familia.

Comentario

^