Cultura explicó cómo es la selección para el Ballet de la Provincia


9 abril, 2021


Sabrina Sansone, responsable del área, se refirió al concurso convocado por el área que dirige y anticipó que ingresarán 17 nuevos integrantes.

La secretaria de Cultura de la provincia de Salta, Sabrina Sansone dio detalles acerca de la situación derivada del concurso convocado por la Secretaría para la cobertura de cargos de bailarines del Ballet de la Provincia.

La funcionaria destacó que, “de acuerdo al Decreto Nº 1664/07, los bailarines titulares deben concursar cada dos años, requisito acorde a la necesidad de mantener el nivel de excelencia que caracteriza al Ballet de Salta” y que, en ese marco y luego de la prórroga por un año del concurso -realizada en 2020 por la situación derivada de la pandemia de COVID-19- se llevaron a cabo las instancias correspondientes para el mismo, facilitándose inclusive la inscripción a través de correo electrónico a los fines de que pudieran concursar aspirantes de todo el país.

Es oportuno aclarar que las designaciones finalizan al concluir dicho periodo, para dar lugar a los nuevos concursos, de los cuales los bailarines que han cesado en su relación laboral pueden participar sin impedimento alguno y cuyo resultado solo está condicionado a la superación de las etapas correspondientes y finalmente a la decisión del jurado que evalúa a los aspirantes.

De ello, aclaró que se excluyeron del Cuerpo de Baile 8 bailarines, que antes formaban parte, por no haber superado satisfactoriamente las etapas concursales e ingresarán 17 nuevos, dos de los cuales fueron formados por las escuelas de ballet de Salta.

La prioridad del Ballet de la provincia de Salta y de la Secretaría de Cultura -enfatizó la funcionaria- siempre fue la excelencia y la calidad artística de cada uno de sus integrantes y la vigencia de las normativas que rigen a la institución, y de ello descartamos de plano las declaraciones vertidas en algunos medios de comunicación acerca de supuestas irregularidades en el proceso de selección -que se ajustó acabadamente a los reglamentos vigentes y conocidos por los concursantes- o a persecución laboral alguna”.

Finalmente, Sansone puntualizó que “las declaraciones que intentan sembrar dudas acerca de la transparencia del proceso atentan no sólo contra las autoridades del área sino también contra el trabajo de otros artistas” y destacó que “Siempre defenderemos los derechos de los trabajadores de la cultura frente a actitudes que probablemente persigan intereses ajenos a ellos y esgriman fundamentos carentes de legitimidad, para disfrazar de persecución lo que es simplemente falta de idoneidad.”

Comentario

^