Convocan a los salteños al encuentro por los 400 años de la aparición de la Virgen del Valle


7 febrero, 2020


El obispo de Catamarca invita a todos al IV Congreso Nacional Mariano que se hará del 23 al 26 de abril en esa provincia.

“María, Madre del Pueblo, esperanza nuestra” es el lema que alienta el IV Congreso Mariano Nacional que se realizará en Catamarca del 23 al 26 de abril. Este encuentro es muy importante para toda la iglesia argentina porque se celebra con motivo de los 400 años del hallazgo de la pequeña imagen de la Virgen del Valle en la gruta de Choya en Catamarca. Este acontecimiento determinó que los obispos argentinos declararan a 2020 Año Jubilar Mariano. Esto significa una gracia especial para los creyentes, porque podrán recibir indulgencias plenarias si visitan cualquier santuario mariano a lo largo de este año.

Monseñor Luis Urbanc, obispo de Catamarca, invitó especialmente a los tucumanos a participar del congreso mariano. En una entrevista para este suplemento destacó la íntima relación que tiene la devoción de Lourdes con la declaración del dogma de la Inmaculada Concepción en 1854, cuatro años antes de la aparición de la Virgen a Santa Bernardita, en Francia. “Allí, precisamente, fue cuando la Virgen le dijo a la niña: Yo soy la Inmaculada Concepción”, explica el obispo.

El de Catamarca será el cuarto congreso mariano que se realiza en el país. “El segundo también fue en Catamarca, en 1954, en momentos en que el mundo celebraba los 100 años de la declaración del dogma de la Inmaculada Concepción que aconteció en 1854. La Iglesia proclamaba esta verdad en la que se venía creyendo desde siempre pero el papa Pío IX ve oportuno resaltar en tiempos difíciles, como era el comienzo de la Era Industrial, frente al avance de una corriente modernista anticlerical. Por ello la Iglesia decide poner en el centro a María”, dice monseñor Urbanc.
“Han pasado ya 40 años del último congreso mariano que se realizó en Mendoza, en octubre de 1980, del que yo participé siendo seminarista. Y ya es oportuno volver a poner la mirada en María, porque si bien hemos avanzado mucho en cuanto a la figura de la mujer en la sociedad, todavía siguen existiendo muchos enemigos de la mujer. Por eso es necesario proponer este tema para la reflexión y, desde la luz de la fe, poder tener una mirada auténtica y liberadora sobre la figura del rol de la mujer según el proyecto de Dios. De allí que el Episcopado Argentino ha querido celebrar el Año Mariano Nacional, para la renovación de la vida eclesial y para que volvamos a poner en el centro de la atención a María, como discípula, como verdadera hija de Dios, que siempre fiel a su condición de creyente se entregó totalmente al Señor. Sigamos a María como modelo de ciudadana, esposa, hija y mujer”, instó.

Por último invitó a los tucumanos a participar del encuentro junto a 10.000 congresistas. Allí se debatirá en 12 grandes talleres entorno al eje central: “Con María, servidores de la esperanza”.

FUENTE: LA GACETA SALTA

Comentario

^