Conocé la historia / La “seño” Daiana se desvela por cumplirle un sueño a Gael


4 noviembre, 2019


Una joven docente de la escuela Patrón Costas de Orán busca cumplirle el gran sueño de conocer a jugadores de Boca. El niño sufre parálisis cerebral y ama el fútbol.

Daiana Ale (29) asiste al instituto de formación docente 6018 de Hipolito Yrigoyen. Desde mayo es maestra residente de la escuela N´ 6018 del barrio Patrón Costas de Orán, allí se hizo cargo de cuarto grado y pudo conocer y se involucró con cada uno de sus alumnos, pero la conexión con Gael Vaquila la llevó a reafirmar su vocación en la docencia, carrera que eligió para toda la vida.

Gael es un niño de 10 años que nació con parálisis cerebral y pie de equino, lo que le impide realizar cualquier tipo de deportes.

En solo unos meses que duró la residencia en la escuela la joven docente decidió agotar todos los medios para cumplirle un gran sueño al pequeño: “Es increíble como sueña con jugar al fútbol, pero realmente está limitado físicamente para hacerlo, sin embargo no deja de pensar que un día podrá ir a la cancha de Boca y conocer a sus jugadores favoritos: Pavón, Andrada y Carlos Tévez”, contó la docente. “Hablar de ellos le cambia la cara, le llena el alma de alegría”, aseguró.

De alguna manera Daiana se convirtió en la vocera del pequeño, que también necesita muchas otras cosas.

La historia

A los pocos días de nacido, su madre lo dejó al cuidado de sus abuelos, Víctor y Ramona, quienes le dieron todo el amor y el cuidado necesarios.

“Aún recuerdo a doña Ramona cuando en el mes de mayo me dijo: mi sueño es ver a mi muchachito prometer la bandera”, pero ese día nunca llegó, porque falleció unos días antes, contó Daiana.

“Todavía tengo en la memoria la tristeza de Gael, que había perdido a su mamá Ramona”.

El pequeño tiene una mentalidad de cinco años, le cuesta expresarse con palabras, pero sabe perfectamente todo lo que pasa a su alrededor: “Yo no me conecté con él por su discapacidad, sino porque descubrí todo lo que es capaz dar, no tiene límites a la hora de expresar amor y sin duda eso lo hace distinto”.

Así fue Daiana conociendo parte de su historia pero también de sus sueños, si bien el niño creció en una humilde familia, nunca le falto amor, sus compañeros, que lo conocen desde sala de cinco, lo quieren y respetan, y siempre tuvo el acompañamiento de las docentes y las autoridades de la escuela Patrón Costas, que hacen sus días mucho más alegres y sencillos.

Víctor Vaquila, su papá (abuelo), tiene aún una gran tristeza por la pérdida de Ramona, “solo somos nosotros dos, él es todo para mí, solo quiero que él sea feliz”, expresó.

Sin pensión ni obra social

Con la muerte de su abuela surgieron problemas legales, ya que ella tenía la tenencia y desde que falleció no cobra la pensión, no tiene obra social y no pueden pagar un abogado. “Gracias a Dios me llamó la abogada María José Ortega y se puso a disposición gratuitamente para ayudarnos y acelerar los trámites, porque quiero que tenga la oportunidad de operarse y jugar al fútbol con sus amigos”, dice su abuelo acongojado aún por la pena pero muy agradecido con la generosidad de la profesional.

“Yo sé que para la ciencia él está enfermo, pero para Dios Gael es perfecto”, comentó su papá-abuelo Víctor.

Un ángel en la tierra

Gael tiene un ángel especial, una dulzura que emociona. Solo se expresa a través del amor infinito que es capaz de dar y a pesar de todas sus limitaciones disfruta el día a día. “Realmente él se merece que le pasen cosas lindas y pueda cumplir sus sueños” dijo Daiana. Sin dudas, esta maestra es una docente de vocación, y no se quedó en los libros y prácticas de la formación inicial. Ella descubrió, en el día a día, que no solamente debe motivar a sus estudiantes para despertar interés hacia las ciencias, sino también siente la necesidad de conocerlos y conocer su entor no familiar.

Fuente: El Tribuno Salta

Comentario

^