Cachi fue elegido el segundo pueblito más lindo del país


22 junio, 2021


El ranking resultó de una encuesta que propuso Revista LUGARES a través de Instagram a sus seguidores, donde muchos votaron por el pueblo más lindo de la Argentina.

Acá, la lista completa de los ganadores:

1. Purmamarca JUJUY
Dejó de ser un apacible pueblito de la quebrada desde que el turismo lo adoptó gracias a su icónico Cerro de los Siete Colores, la plaza poblada de artesanos y una hotelería para exigentes. En el restaurante de El Manantial del Silencio despuntó la reinterpretación de la cocina andina de la mano del chef Sergio Latorre, que logró rescatar la carne de llama, la quinoa y el amaranto. Un clásico es el Paseo de los Colorados, un camino de 3 km que avanza entre cerros de tonalidades insólitas y la Cuesta de Lipán, hasta las Salinas Grandes.

2. Cachi SALTA
Sus casas blanqueadas, los letreros en madera de cardón y los faroles presentes en sus calles de impronta colonial no son casuales: en 1978 se llevó a cabo el primer plan de preservación urbana del pueblo. Es belleza buscada y bienvenida. El tiempo anda a otro ritmo, pero también pasan cosas: los viñedos extienden su dominio, con las bodegas Isasmendi y Miraluna y sus cosechas de altura (a 2.500 metros) y un restaurante como Viracocha, que propone platos norteños aggiornados, más allá del tamal y la empanada.

3. El Chaltén SANTA CRUZ
De bastion de soberanía a meca del trekking argentino, es de los pueblos más jóvenes, con apenas 35 años. Hoy abundan las camperas de pluma y el windgurú es tan importante como aprender que el nombre original del cerro que todo lo domina no es Fitz Roy sino “Chaltén” (montaña que humea). Así lo nombraron los tehuelches, creyendo que se trataba de un volcán. El cara a cara con los lagos, los glaciares y esos picos puntiagudos como el Poincenot y el Torre sólo es posible recorriendo más de tres kilómetros a pie.

4. Villa La Angostura NEUQUÉN
El destino más exclusivo de los Siete Lagos renació, paradójicamente, después de la erupción del volcán Puyehue, que lo cubrió de cenizas en 2011. El lago adquirió el color del Caribe. Las playas se ven amplias y claras. La vegetación es más verde y tupida. Junto con la naturaleza, surgieron nuevos emprendimientos, hasta domos en medio del bosque. El clásico viaje en catamarán hasta el Bosque de Arrayanes ahora también se puede hacer a bordo de embarcaciones más pequeñas y en horarios flexibles.

5. Tilcara JUJUY
Es la capital arqueológica del noroeste (por el célebre Pucará) y el mejor centro de servicios de la Quebrada. En sus calles se multiplican posadas, restaurantes y peñas folclóricas, además de ser sede privilegiada del Carnaval. Sin apuro, pero a ritmo sostenido, sofistica su bohemio perfil. Desde allí sale la caravana de llamas: un simpático trekking con camélidos cargueros que organiza Santos Manfredi.

Comentario

^