Ayuda para el equipo que va al Mundial de Robótica


22 abril, 2019


Autoridades, dirigentes políticos y empresas comprometieron apoyo.

El equipo salteño que representará al país en el Mundial de Robótica que se realizará en Australia está muy cerca de concretar el viaje al certamen internacional. Los cinco participantes y dos docentes recibieron el compromiso de autoridades provinciales, municipales, legisladores, empresarios y hasta artesanos para concretar el sueño de participar de la RoboCup 2019, del 2 al 8 de julio.

RoboCup es un proyecto para promover, a través de competencias integradas por robots autónomos, la investigación y educación sobre inteligencia artificial.

La profesora y Coordinadora Educativa del Instituto de Innovación y Tecnología Aplicada, donde los chicos estudian robótica, Cecilia Budeguer, informó a El Tribuno que tras la publicación en febrero de la situación de los chicos, que habían ganado la competencia nacional y obtenido el derecho a participar en el mundial, aparecieron muchos dirigentes políticos, empresas, e incluso particulares que ofrecieron algún tipo de ayuda para concretar el viaje.

Así, el Gobierno provincial se comprometió a abonar los pasajes de los cinco chicos que participarán del certamen. La Municipalidad, en tanto, aporta un fondo de 50 mil pesos; la bodega Vasija Secreta donó 60 cajas de vinos para que sean vendidos o sorteados; un artesano de Chicoana realizó cajas de madera con el logo de la RoboCup para vender con los vinos; el senador nacional Esteban Bullrich donó 80 mil pesos con los que se cubrió el costo de la inscripción que ascendía a 1.200 dólares, más otros gastos.

La minera Galaxy Lithium, por su parte, se hará cargo de toda la estadía y los tránsfer ida y vuelta entre el aeropuerto y el hotel en Australia para todo el equipo; la radio FM Profesional pagará los aéreos entre Salta y Buenos Aires, ida y vuelta; y el senador nacional Rodolfo Urtubey se hará cargo de la estadía en Buenos Aires durante la escala a la ida y al regreso del certamen. Por su parte, la senadora Cristina Fiore se comprometió a comprarles las remeras y camperas que deben usar durante la competencia.

Un dato no menor es que, pese a que hubo gestiones, el Gobierno nacional no aporta nada. “Enviamos una carta a Presidencia y nos contestaron que no tienen fondos para este tipo de actividades”, lamentó Budeguera. La actitud de Nación contrasta con la de donantes anónimos que llegaron a depositar $300 con tal de ayudar.

Las autoridades del instituto consideran que, si todos los que comprometieron su apoyo cumplen, ya tienen cubierto casi todo el gasto del viaje. “Solo nos resta recaudar algo para los gastos de movilidad y comidas en Australia, donde el equipo estará casi 10 días”, señaló e indicó que “los chicos quieren hacer una exposición de robótica y cobrar entrada para reunir fondos, pero les dijimos que ellos se tienen que concentrar en la programación del robot que deben preparar para la competencia”.

Es que el equipo conformado por Nicolás Muñoz, Joaquín Argañaraz, Manuel Gorjón y Elías Lamas participará en la categoría Junior, para chicos de secundaria, del certamen denominado Robocup Rescue. Deben diseñar un robot que atraviese un circuito y rescate elementos que simulan ser víctimas. Una vez programado, el robot debe ser capaz de llegar hasta el lugar, sorteando distintos obstáculos, y rescatar solo a las víctimas que se encuentren con vida, diferenciadas del resto por el color.

Los chicos llegaron hasta esta instancia internacional, donde se medirán con equipos de 40 países potencia en la materia como Japón y Alemania, luego de imponerse en la competencia nacional, denominada RoboLiga, organizada por la Universidad Abierta Interamericana (UAI), la cual se realizó en Buenos Aires el 10 de noviembre del 2018.

Quiénes son los integrantes del equipo

Nicolás, Manuel, Joaquín y Elías se preparan para participar de la RoboCup 2019.

Nicolás tiene 15 años y hace tres que empezó a interesarse por la robótica. “Cuando llegué al instituto no sabía nada, empecé desde cero”, cuenta en diálogo con El Tribuno. Al año siguiente ya participaba de una competencia nacional en San Luis. “La robótica te da la posibilidad de desarrollar todo tipo de cosas que ayuden a hacer más simple la vida de las personas”, considera Nicolás y destaca: “Me gusta porque es un campo de posibilidades y uno puede hacer cosas que ayuden a otros”.

Manuel, de 15 años, lleva dos en la institución. “Empecé porque tenía mucho tiempo libre y mi mamá me insistía para que haga alguna actividad, y el deporte no me gusta”, cuenta y agrega: “Yo ya había investigado un poco sobre robótica a través de Youtube y descubrí el instituto por Facebook”.
“Compartir con mis compañeros me permitió desarrollar otras habilidades, ahora soy más sociable”, destaca y resalta que “este tipo de actividades fomentan mucho el trabajo en equipo”.

Joaquín, de 13 años, también hace dos que está en el instituto. “Un día me dieron un folleto que me interesó y así llegué. En el primer torneo que participé con otro equipo obtuvimos el segundo lugar y ahora ganamos con estos compañeros”. Además, en el proceso fue direccionando sus intereses: “Antes me gustaba construir y ahora prefiero programar los robots”.

Finalmente, Elías Benjamin Lamas, de 14 años, completa el equipo. Está en la institución desde hace tres años y se especializa en la parte de construcción del robot.
Martín Cardozo, en tanto, viajará como suplente.

 

Fuente: El Tribuno de Salta

Comentario

^