Así sera la fiesta de la Virgen de la Montaña


14 julio, 2020


El intendente Gustavo Solís se reunió con el párroco José Giménez para planificar la festividad en honor a la Virgen de la Montaña

El intendente Gustavo Solís se reunió con el párroco José Giménez para planificar la festividad en honor a la Virgen de la Montaña, en el contexto de las restricciones derivadas por la pandemia.

Durante la reunión, acordaron que la celebración religiosa no se realizará en el predio Termas y la imagen se trasladará para recorrer los diferentes barrios de la ciudad.

Asimismo, el rezo de la novena y la misa del día 15 de agosto será en forma virtual.

La historia de la Virgen

Según el profesor e historiador Pedro, “Todos los 15 de agosto se realiza la tradicional peregrinación hasta la gruta de la Virgen de la Montaña. Para el profesor Juan Carlos Rivas, “tal devoción mariana puede provenir del siglo XIX y aún antes. A la imprecisión cronológica suple una hermosa tradición embellecida aún más con una leyenda que dice que la aparición de la Virgen María es muy antigua, sin que nadie pueda explicar de dónde vino ni porqué apareció allí, en una gruta de uno de los cerros vecinos al hotel”.

“También que un buen día, cristianos devotos consideraron que la imagen debía venerarse en un templo, por lo que debía sacársela de la humilde y pétrea gruta que la alojaba. Pensaron en la iglesia más cercana, la del Rosario de la Frontera, también bajo advocación mariana, y desde la gruta que quedó vacía, fue trasladada en andas hasta la Casa de Dios, en un día que debió ser de extraordinario fervor”, relató el historiador.

“Pero, afirma la hermosa tradición, que más tiempo tardó en dejársela en su nuevo sitial que en desaparecer misteriosamente ante la general consternación de los que pensaron en una desfavorable señal celeste. Y acaso surgió, en más de uno de los habitantes rosarinos, el recuerdo de la castigada Esteco, ya que no en balde eran descendientes de aquellos sufridos moradores de la nueva “Sodoma Americana”. Pero de pronto el temor se trocó en jubilo intenso y la casi increíble noticia circuló de boca en boca con prisa inusitada: la Virgen estaba nuevamente en su gruta”, dijo asombrado.

Según la fuente del historiador, “se sabe que después la imagen fue colocada en el oratorio del hotel, pues las inclemencias del tiempo la estaban deteriorando. Pero fue por muy poco tiempo”. Volvió de nuevo a su gruta tal como lo narra un documento del archivo municipal que dice así: En agosto de 1899 una señora donó, para que fuera colocada en el altar del oratorio del hotel, una imagen de Nuestra Señora del Rosario, para reemplazar una pequeña existente. Entonces la señorita Celina Lezica Alvear pidió al doctor Antonio Palau la autorización para colocarla en un nicho rústico que se construiría a ese efecto.


FUENTE: SALTA SUR

Comentario

^