Aprendé a preparar los mejores tamales salteños


9 marzo, 2020


Una receta fácil y práctica de la clásica comida para que puedas disfrutar con toda la familia.

El tamal (del náhuatl tamalli, que significa envuelto) es un nombre genérico dado a varios platos americanos de origen indígena preparado generalmente con masa de maíz cocida envuelta en hojas de la mazorca o de la misma planta de maíz, plátano, bijao, maguey, aguacate o incluso papel aluminio o plástico. Pueden llevar o no relleno, el cual puede contener carne, vegetales, chile, frutas, salsa, etc. Además pueden ser con sabor dulce o salado. Podemos decir entonces que es necesario destacar que se trata de una masa rellena con sabrosos ingredientes, como por ejemplo carne de vaca, cerdo o charqui cocinados generalmente al vapor (previamente atados).

El origen del tamal ha sido disputado por varios países de América, sin embargo, no se han obtenido pruebas suficiente para atribuirlo a alguna cultura o país en particular. Diversas variedades de tamales han sido desarrolladas en casi todos los países del continente americano, especialmente en México, Perú, Argentina, Chile, Bolivia, los países de Centroamérica, y otros países de América donde el maíz tiene preponderancia en la dieta.

Dentro de Argentina, donde más se consume el tamal es en Salta, plato típico regional de esta hermosa provincia. Podemos decir entonces, que su origen en territorio argentino se extiende en tiempos de colonia, cuando los conquistadores españoles importaron desde México esta deliciosa comida.

Aquí les dejamos dos recetas: 

Receta 1:

Preparación de la harina de maíz

Disponer de un recipiente para colocar 4 lts. de agua , hacer hervir y agregar 1 kg de cenizas. Pasar la mezcla por un colador al agua obtenida, una vez que ha hervido, se le añade el  maíz capia. Dejar hervir siempre mezclando. Se ¡aya con agua caliente . Dejar en  remojo dos días, cambiando siempre agua tibia, dos veces al día. Secar y moler.

Ingredientes:

2 kg. de harina de maíz

1 cabeza de cerdo o de vaca, o una lengua,
o 1 kilo de charqui tizado.
1/2 kg. de grasa pella
3 plantas de cebolla verde
8 huevos
Pasas de uva, sal, comino, ají (si se desea), caldo, chalas secas.

Preparación:

Paso previo:

Pasta de maíz (masa): lavar perfectamente y cocinar en abundante agua con sal, la cabeza de vaca o de cerdo. Una vez cocida, retirar, dejar enfriar y picar muy fino. Reservar el agua de cocción.

Mojar la harina de maíz en el caldo donde se hirvió la cabeza (de cerdo o vaca). En una olla  colocar ¼ kg.  de grasa derretida, sal, comino; agregar la harina de maíz y mezclar hasta formar una pasta consistente.

Picadillo de relleno. En una cacerola colocar 1/4 kilo de grasa, hasta que  derrita, agregar cebolla finamente picada, sal, comino, ají, (a gusto) y el caldo; hervir por 5′ revolviendo la preparación continuamente, retirar del fuego y dejar enfriar. Agregar  los huevos picados y las pasas de uva.

Mojar en agua hirviendo las chalas (secas)  de choclo. Tomar de a una y  colocar un poco de pasta, al centro el picadillo de relleno y cerrar, atando la chala.

Hervir los tamales en caldo o en agua con sal, durante media hora aproximadamente.

Receta 2:

Ingredientes:

400 gramos de harina de maíz

Sal

Pimienta

50 gramos de manteca (o margarina)

300 gramos de zapallo

1 cebolla

50 gramos de grasa vacuna (o margarina)

750 gramos de carne picada de vaca

1 cucharadita de extracto de tomate

1 cucharadita de ají molido

Aceitunas verdes (a gusto)

Pasas de uva (a gusto)

3 huevos (hervidos)

Hojas de chala (cantidad necesaria)

Preparación:

-Colocar en una cacerola un litro de agua y llevar a ebullición junto con sal y manteca. Cuando rompe el hervor incorporar la harina de maíz en forma de lluvia y cocinar revolviendo constantemente con una cuchara de madera.

-Una vez que se logra una consistencia cremosa, añadir el zapallo (previamente hervido y pisado) y continuar mezclando.

– Mientras tanto, saltear unos 3 minutos en una sartén la cebolla finamente picada con grasa o margarina y agregar la carne, el extracto y los condimentos. Retirar.

– Ahora si, esparcir sobre una chala una porción de polenta, por encima una cucharada de carne y por último, añadir algunas aceitunas, pasas de uva y un pedacito de huevo duro. Tapar con otra capa de polenta y envolver la chala en forma de paquete. Atar bien y cocinar en agua con sal. Este procedimiento debéis hacer con cada chala. Servir bien caliente y acompañar con un buen vino tinto.

FUENTE: VOCES CRITICAS

Comentario

^