Alberto Fernández dijo que su prioridad es que los salarios le ganen a la inflación


1 marzo, 2021


En la Asamblea Legislativa, se refirió a las negociaciones con empresarios y sindicatos para lograr converger las variables de la economía.

El presidente Alberto Fernández afirmó este lunes que está enfocado en la lucha contra la inflación y resaltó que la recuperación de los ingresos reales constituye “un elemento fundamental para el crecimiento”. Por eso, enfatizó que para su Gobierno, lograr que los salarios le ganen a la inflación es prioridad para este año.

Remarcó que la inflación es uno de los desafíos estructurales que tiene la Argentina y la definió como “la principal evidencia de nuestras deficiencias”.

“La inflación es un problema multicausal. Debemos abordarlo de modo integral con políticas macroeconómicas consistentes y sostenibles. Y con diálogo social que permita estructurar acuerdos de mayor alcance”, manifestó.

Tras reseñar que el año pasado, en medio de la pandemia de coronavirus, logró “reducir en 18 puntos la inflación que recibimos en 2019″, considero que ese fue “un primer paso para revertir la tendencia ascendente que se había registrado” en los dos años previos.

Defendió la reconstrucción de las políticas de fiscalización sobre las cadenas comerciales y exhortó a entender que “los salarios deben crecer y los precios deben estabilizarse”.

“Se realizaron 35.000 inspecciones en todo el país y se aplicaron multas por $125 millones. En enero, en cuanto se detectaron algunos faltantes, tuvimos una rápida reacción que llevó a la imputación de 11 empresas en el marco de la Ley y respetando los procedimientos administrativos vigentes”, mencionó.

Por eso, sostuvo que su Gobierno “cuida y seguirá cuidando la mesa de las familias argentinas” y comentó que inició la mesa de concertación de precios y salarios junto al sector empresario y sindical.

Consideró que “el diálogo va a contribuir en el proceso de desinflación” y dejó claro que “nadie se salva solo y en este contexto es central coordinar esfuerzos para que el salario le gane a la inflación”.

“Creemos en el diálogo, pero quiero dejar en claro que el diálogo de ninguna manera significa que el Estado resigne sus potestades legales, menos cuando hablamos nada más y nada menos que de cuidar el alimento y el desarrollo del pueblo”.

“El sistema capitalista fracasa en el mismo instante en el que los que consumen son expulsados”, aseguró. Por eso, enfatizó que “el mercado interno constituye un eje clave para acelerar la reactivación de la producción y el empleo”, a la vez que reforzó el rol de las exportaciones para apuntalar la recuperación “que está siendo más rápida de lo esperado”.

Sobre el comercio exterior, Fernández mencionó la necesidad “de potenciar las exportaciones con mayor valor agregado” y dijo que redoblará en ese sentido el camino inaugurado en medio de la pandemia: reducción de retenciones a la industria, a las economías regionales y eliminación de los derechos de exportación para la economía del conocimiento.

“El impulso al consumo reactiva la economía, por eso les vengo a pedir a los legisladores celeridad para el tratamiento de los cambios que impulsamos en Ganancias, para que 1,2 millón de argentinos dejen de pagar ese impuesto. También para que contemplen la situación de los monotributistas afectados por la pandemia”, exhortó en alusión a dos proyectos clave que debe tratar el Congreso desde este mes.

Comentario

^