Acondicionaron un sector para internación de embarazadas con COVID-19


25 abril, 2020


El edificio del CeDIT funcionará como anexo del hospital Materno Infantil para el caso de que se requiera internar embarazadas con sospecha o diagnóstico de infección por coronavirus.

El hospital Materno Infantil contará con un anexo especialmente acondicionado para la eventual atención de embarazadas con sospecha o diagnóstico de COVID-19.

El espacio es el del Centro de Integración y Tratamiento (CeDIT) de la Secretaría de Salud Mental y Adicciones, ubicado en Aniceto Latorre 1150, que fue cedido al nosocomio en forma temporaria y con ese fin.

El sector se destinará a la atención de mujeres embarazadas o con patologías ginecoobstétricas, o que estén cursando periodo posoperatorio, y presenten síntomas compatibles con infección por coronavirus.

Allí se cuenta con seis habitaciones individuales para aislamiento, con baños privados, y otras seis compartidas, que en conjunto tendrán una capacidad para albergar a 24 pacientes.

La adecuación del edificio implicó mejoras en instalaciones sanitarias y eléctricas, como también de mampostería. Además, se hizo tendido de red informática, sectorización de estaciones médicas, de enfermería, espacios para depósito de materiales limpios, sucios y de residuos patogénicos.

En cuanto al equipamiento, se utilizarán camas, mobiliario y recursos informáticos con el que contaba el CeDIT, más lo que provea el hospital según la necesidad, como ecógrafo, monitor de latidos fetales u otros aparatos especiales.

Este sector especial de ginecobstetricia contará con recurso humano específico, como médicos tocoginecólogos, clínicos, personal de enfermería y de limpieza. Todo el equipo viene recibiendo capacitación, de acuerdo con su rol, para los procedimientos de asistencia.

Comentario

^