A partir de abril volverían los últimos años y las prácticas de laboratorio a la UNSa


23 enero, 2021


La universidad presentó su protocolo y espera la devolución del COE.

En principio, la vuelta a la presencialidad no será masiva en la Universidad Nacional de Salta (UNSa) sino paulatina y organizada a partir de abril, y sujeta siempre a la situación epidemiológica local en el contexto de la pandemia de coronavirus. Algo, esto último, en lo que ponen mucho énfasis sus representantes. Vale recordar que las actividades académicas del período 2020 se extendieron y finalizan el próximo 31 de marzo, pero seguirán siendo virtuales.

“Dependemos absolutamente de la emergencia sanitaria, tenemos que ser muy responsables y prudentes. En el protocolo que enviamos al COE de la provincia de 107 hojas dice que a partir de abril se empezaría a analizar (la vuelta a la presencialidad de) las prácticas de laboratorios y los últimos años”, anticipó a El Tribuno el rector de la UNSa, Víctor Claros.

La universidad presentó su protocolo sanitario y espera la devolución del Comité Operativo de Emergencia (COE) provincial en estos días. Sin embargo, Claros, aclaró que también se consultará con el COE de cada uno de los lugares donde funciona una sede universitaria (Cafayate, Tartagal, Orán y Metán- Rosario de la Frontera), porque “ellos tienen la facultad de habilitar o deshabilitar las actividades”, dijo.

Por su parte, la vicerrectora de la UNSa, Graciela Morales, ratificó aquello que ya le había dicho a este diario en diciembre pasado, que de ser posible, después de marzo, al campus de la casa de estudios estatal en barrio Castañares, y en las sedes regionales del interior, volverán los estudiantes que estén a punto de recibirse y que deban cursar o rendir materias netamente prácticas, como por ejemplo, de laboratorio. Es el caso del último año de la carrera de Enfermería que realmente espera poder volver luego de un año sin la experiencia práctica que proporcionan los laboratorios.

Morales detalló que a mediados de febrero comienzan las actividades virtuales de nivelación para los ingresantes. También los exámenes de febrero y marzo se seguirán tomando en forma virtual en los cursos superiores. Las clases formales del nuevo ciclo empezarán en marzo para ingresantes, y en abril, de segundo año en adelante. Ahí es cuando se va a evaluar si se puede avanzar con el plan de vuelta a la presencialidad que la UNSa diseñó e incluiría a algunos sectores, no a todos.

En cuanto al personal administrativo se anticipó que concurrirán a sus puestos de trabajo los estrictamente necesarios, en referencia al área de mantenimiento del edificio y de liquidación de los salarios. También se confirmó que se abrirán los concursos para el personal docente y no docente, de manera bimodal. “Se está trabajando con ese plan que tenemos previsto implementar hasta julio. Por eso digo, va a ser una vuelta muy paulatina, priorizando las materias de laboratorio; para el resto va a seguir siendo virtual”, remarcó la vicerrectora.

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, que realizó una gira por el noroeste argentino la semana pasada, señaló que “con protocolos adecuados todo el país está preparado para las clases presenciales”. Si bien se refería específicamente al nivel de educación obligatoria, podría ser válido también para las universidades. “Nosotros queremos ir abriendo, pero paulatinamente. Tenemos 36 mil alumnos y casi 4 mil trabajadores, se ha parado todo y ahora abrir de golpe y además con todos los protocolos que se deben tener en cuenta no es tan sencillo”, expresó Morales.

 

Comentario

^