4 de Febrero: Día Mundial contra el Cáncer


4 febrero, 2020


Consumir más frutas y verduras, realizar actividad física regular, controlar sobrepeso y obesidad y moderar el consumo de tabaco y alcohol disminuye la probabilidad de desarrollar tumores cancerosos.

El 4 de febrero es el Día Mundial contra el Cáncer, en esta fecha los organismos de salud realizan acciones para concientizar a la población sobre la importancia de los estilos de vida saludables como forma de prevención de patologías cancerosas.

El término cáncer es genérico y designa un amplio grupo de enfermedades que pueden afectar a cualquier parte del organismo, como pulmones, hígado, intestinos, colon, mamas, cuello uterino, próstata, piel, esófago, boca, etc. Otras denominaciones utilizadas para designar esta patología son “tumores malignos” o “neoplasias malignas”.

Importancia de la detección

Un tumor canceroso puede originarse en cualquier parte del cuerpo y provocar metástasis, lo que significa que otros órganos son invadidos por células anormales que se multiplican rápidamente.

En algunos casos, la cura puede obtenerse mediante cirugía, radioterapia o quimioterapia, dependiendo de la evolución del tumor, por lo que es de suma importancia la detección temprana y seguir un tratamiento adecuado y sistemático. Otros métodos de abordaje del cáncer son la inmunoterapia y la hormonoterapia.

El diagnóstico precoz es fundamental para evitar muertes por cáncer, ya que la enfermedad en su fase inicial tiene un alto potencial de curación, sobre todo en cuello de útero y mamas. Por ello, el Ministerio de Salud Pública recomienda la consulta temprana con un médico ante cualquier síntoma o anomalía que se observe en el funcionamiento del organismo.

Factores de protección y riesgo

En la prevención de patologías cancerosas es de gran importancia llevar un estilo de vida saludable, prestar atención a los factores de riesgo conductuales y dietéticos, evitar el consumo de tabaco y alcohol, la exposición al sol sin protección, la alimentación malsana, el sobrepeso, la obesidad y la inactividad física.

El 30% de las muertes por cáncer está relacionado con el consumo de tabaco y alcohol, el sobrepeso y la obesidad, la falta de actividad física y la escasa ingesta de frutas y verduras.

Otros factores que inciden en el desarrollo de la enfermedad son la exposición a los rayos ultravioleta (radiación solar), las infecciones víricas, como las causadas por los virus de la hepatitis B y C, del papiloma humano (VPH) y de la inmunodeficiencia humana (VIH).

Recomendaciones generales

Un estilo de vida saludable consiste en alimentarse con más frutas y verduras, legumbres, cereales integrales y frutos secos; reducir el consumo de grasas de origen animal contenidas en fiambres, embutidos, manteca y leche entera. También se debe evitar el consumo de ácidos grasos trans, que se encuentran en productos de pastelería, golosinas y snacks.

Implica, también, realizar actividad física en forma diaria y por lo menos durante 30 minutos, evitar el consumo excesivo de alcohol, evitar el tabaco, no exponerse al sol sin protección entre las 10 y las 17, sobre todo niños menores de tres años y personas de piel blanca, cabello y ojos claros.

Para prevenir cáncer de cuello de útero en la vida adulta, las niñas de 11 años deben recibir la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH), que es obligatoria y gratuita en todo el país. Las mujeres, a partir de los 25 años, deben realizarse un examen de Papanicolaou (PAP) cada tres años y consultar al ginecólogo ante cualquier anomalía.

Se recomienda a las mujeres de entre 50 y 70 años realizarse una mamografía cada dos años y efectuarse exámenes de mamas.

Para prevenir cáncer colorrectal, varones y mujeres mayores de 50 años deben realizarse una prueba de sangre oculta en materia fecal. Asimismo, los varones a partir de los 65 años deben realizarse exámenes médicos para prevenir cáncer de próstata.

Servicio

En el ámbito del Ministerio de Salud Pública funciona un programa de Cáncer, desde el cual se distribuyen insumos para la detección precoz de cáncer de cuello de útero en los diversos efectores de toda la provincia con capacidad para realizar exámenes de Papanicolaou y colposcopía.

Asimismo, se realizan campañas preventivas a través de folletos informativos, afiches y charlas en diferentes organizaciones.

Los pacientes incluidos en el programa reciben las drogas para su tratamiento de parte de la Provincia, que realiza compras cuatrimestrales. Asimismo, se recibe medicación oncológica por convenio con el Banco Nacional de Drogas Oncológicas y el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

En el año 2017, los pacientes bajo programa eran 207; en el 2018, 227, y en el 2019, 298. A estas personas se les provee tratamiento con radioterapia, quimioterapia y medicación específica.

Se cuenta con un camión oncológico, equipado con colonoscopio, ecógrafo y mamógrafo, aparatos de tecnología médica que permiten diagnosticar cánceres de colon, de cérvix uterino y de mamas.

Con este móvil, cuyo equipamiento es similar a la de un establecimiento de complejidad III, se efectúan controles a pacientes que residen en lugares alejados de los hospitales.

Cifras nacionales

Según datos disponibles del Ministerio de Salud de la Nación, en la Argentina, en el año 2018, el cáncer de mayor magnitud fue el de mama, con más de 21.000 casos. Esta cifra representa el 17% de todos los tumores malignos y casi un tercio de los cánceres femeninos.

El cáncer colorrectal, en varones y mujeres, registró más de 15.600 casos, ocupando el segundo lugar en incidencia, con el 13% del total de los tumores.

En la población masculina, la mayor incidencia está dada por el cáncer de próstata, con una ocurrencia en2018 de más de 11.000 casos, lo que representa el 20% de todos los tumores malignos en varones y el 9% de la totalidad de cánceres detectados en el país.

Comentario

^